La semana que viene llegarán los nuevos tramos a Donostia

G. P./A. M. SAN SEBASTIÁN.

El concejal de Urbanismo, Enrique Ramos (PSE), explicó ayer que los nuevos tramos de la barandilla de La Concha fabricados en Asturias comenzarán a llegar a San Sebastián «a mediados de la semana que viene».

Los operarios llevan varios días trabajando en la zona donde se ha instalado un llamativo vallado entre los Relojes y la Perla, que impide a locales y visitantes acercarse a la famosa barandilla. De momento se han comenzado a retirar viejos tramos de baranda de la zona más cercana a los relojes.

Las obras tienen un presupuesto de 1.384.577 euros y se van a prolongar durante seis meses, con lo que la nueva barandilla no se podrá apreciar en su totalidad hasta comienzos de la primavera.

En total se sustituirá este elemento en una longitud de 350 metros de paseo, aunque en realidad se colocarán 550 metros de nueva barandilla, al incluirse los tramos pertenecientes a los accesos a la playa (rampas y escaleras). En total, serán 130 unidades con sus pilastras de caliza marmórea color «gris Deva» las que se sustituirán este otoño.

Fotos

Vídeos