«Cada toro lleva una carga de 850 gramos de pólvora»

Un cohete lanzado por Peru Alkorta, de Astondoa, avisa a las 23.30 del comienzo del encierro del toro de fuego. A intervalos de 30 segundos, Néstor Alkorta prende la mecha de pólvora que cada ejemplar porta sobre su lomo, lanzándolo de este modo a una carrera por el centro de la ciudad. «Cada uno lleva una carga de 850 gramos de pólvora», señala, mientras explica el funcionamiento del mecanismo hecho a base de varios surtidores de titanio muy fino o de chispa fría, «que es lo que le da el color blanco». Según explica, «lleva un montón de surtidores unidos por una mecha de retardo, de manera que la mecha enciende el surtidor y cuando éste se apaga, prende la mecha para que entre el siguiente. Van de dos en dos, uno a la izquierda y otro a la derecha. Cuando se acaban, pasan al siguiente y así, sucesivamente. Acaba en tres surtidores verticales que van hacia arriba y una rueda, que son surtidores contrapuestos que lo que hacen es girar». Alkorta advierte que «son cargas de seguridad», que se apagan rápidamente. «Si te llegara a tocar, no te quemaría», asegura.

Fotos

Vídeos