Una Semana Grande taurina que cumplió sus objetivos

Luis David Adame brindó la mejor faena de la feria. / ARIZMENDI
Luis David Adame brindó la mejor faena de la feria. / ARIZMENDI

La mejor tarde la ofrecieron Luis David y Joselito Adame y Alberto López Simón con los toros de 'El Parralejo'

MANUEL HARINA SAN SEBASTIÁN.

Una vez más los agoreros, que no faltan nunca en torno a los toros, no han visto cumplidos sus negros presagios sobre los festejos taurinos dentro de la Semana Grande. Con un criterio empresarial acertado, la Casa Chopera a través de la nueva empresa BMF programó cuatro corridas de toros aprovechando el fin de semana y el puente del 15 de agosto.

Aspectos a destacar, por un lado la buena respuesta del público; dos corridas con una entrada que sobrepasó en cada una de ellas, los tres cuartos de plaza y las dos primeras cubriendo casi la mitad del aforo. Por otro lado, la agradable sorpresa de una cada vez mayor presencia de público joven en los festejos. De los cuatro carteles, el primero y el último, combinaban ganaderías de las llamadas comerciales con lo más granado del escalafón de matadores. Un tercero incluía a Pablo Hermoso de Mendoza a caballo y el morbo de ver finalmente a Cayetano. Y el cuarto no parecía decir mucho; era el cartel 'tapado', valga la expresión.

La sorpresa de la feria

Con Miguel Angel Perera el día de la Virgen, vimos una faena de muleta de ensueño

La combinación no podía parecer más arriesgada. El propietario de 'El Parralejo', que sólo había lidiado novilladas en sus diez años de existencia, escogió la plaza de toros de Illumbe como coso de primera categoría donde presentarse como ganadero de corridas de toros. Y en el cartel dos toreros mexicanos y un torero en proceso de recuperación. Pues el cartel 'tapado' resultó sorprendente.

La mejor corrida y la acaparadora de los máximos trofeos de la feria. Los toros obtuvieron el Premio Paco Apaolaza a la corrida más completa de las lidiadas en Gipuzkoa; una gran corrida de toros, con clase, fondo y raza. Y para rematar, Luis David Adame ganó la Concha de Oro al triunfador de la Feria de Semana Grande 2017, amén de otros trofeos otorgados por peñas taurinas locales. Como ya se escribió en estas mismas páginas, ojo a este torero: artista en un toro, poderoso y enrazado en el otro, deja entrever que tiene mucho futuro por delante y que sorprenderá a más de uno. Disfrutamos igualmente, los que estuvimos esa tarde en Illumbe, con la elegancia y la madurez de Joselito Adame y con la cadencia y la profundidad del toreo de Alberto López Simón, torero en franca recuperación. ¡Gran tarde de toros para recordar!

Los espadas

Miguel Ángel Perera entró de refilón, a última hora, sin estar anunciado y en sustitución de José María Manzanares; pero el día de la Virgen, vimos una faena de muleta, de ensueño. Los toreros tienen su momento, están puestos, se dice en el lenguaje taurino. Y Perera lo está. Practica un toreo largo, embarcando al toro, templándolo y dándole salida en un movimiento lento y cadencioso.

Esa misma tarde 'El Juli' confirmó su oficio y maestría y Alejandro Talavante bordó el toreo al natural en todas sus variantes. La víspera, Cayetano demostró que no es un producto del marketing y de las revistas del corazón, sino un torero de verdad, que comienza a ser valorado como se merece por el aficionado; algo que va a tener que demostrar toro a toro y tarde a tarde. Compartiendo cartel, Enrique Ponce y la pasmosa facilidad de su toreo. Después de más de veinticinco años de alternativa el maestro de Chiva vino a demostrar que la torería y el arte son cosa de unos pocos elegidos. Cada faena está realizada en función de las aptitudes del toro aprovechando al máximo sus cualidades y tapando, al máximo también, sus defectos.

Abriendo el cartel, el referente del toreo a caballo, Pablo Hermoso de Mendoza, dio una de cal y una de arena en la lidia de los 'Murubes' de Ángel Sánchez; eso sí, haciendo vibrar a todos los amantes del rejoneo con la extraordinaria doma de sus monturas. Morante de la Puebla, pasó por Illumbe visto y no visto. Mejor dicho sin dejarse ver, ninguneando al respetable, camino de la plaza de 'El Puerto de Santa María' donde, al día siguiente, después de una tarde parecida tomó la sabia decisión de retirarse.

En San Sebastián, le pudieron dos toreros jóvenes, cada uno en su estilo. Roca Rey arriesgado, valiente, vistoso, cercano en su toreo; Ginés Marín, artista, profundo, clásico, pureza en el suyo. ¡Qué carteles van a poderse combinar en la temporada de 2018 con estos dos toreros, además de Luis David Adame y José Garrido!

Los toros

Aún con la misma procedencia en su origen, puro Juan Pedro Domecq, que corridas más distintas vimos los cuatro días de feria. Poco o nada tuvieron que ver ni en hechuras ni en comportamiento cada uno de los encierros lidiados. De lo que significó la magnífica corrida de 'El Parralejo' hemos escrito más arriba; nada que añadir. La primera corrida fue del hierro de Zalduendo, que había dejado un buen sabor de boca la temporada anterior. Nada que ver. Toros grandotes, blandos, se devolvió el segundo; sin casta, parados y desconfiados en la muleta. Se presentaban igualmente en Illumbe los toros de José Vázquez. La corrida estuvo muy bien presentada, con trapío, hechuras y cara. Hasta ahí todo bien. En la muleta humillaron, lástima que faltase casta, raza.

Los toros del día de la Virgen, de Domingo Hernández/Garcigrande, no aburrieron a nadie. Fue una corrida desigualmente presentada y también dieron un desigual juego. Hubo un manso primero, hubo parados, rajados y sosos como el tercero y el sexto, hubo un segundo pegajoso, un noblote cuarto y un toro noble y repetidor, de los que se decía que tenían un cortijo en cada oreja, como el quinto. Los dos toros de rejones, de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, bien presentados, dando buen juego para el toreo a caballo.

Epilogo

Fue en esta feria cuando dos hermanos mexicanos torearon por primera vez, en una plaza de primera categoría en España, desde 1928. Tampoco, nunca habíamos visto saludar a los subalternos al banderillear, en cuatro de cinco toros en una misma corrida. Y quién puede responder: ¿Por qué Cayetano no se desmonteró en el paseíllo siendo la primera vez que pisaba el ruedo de Illumbe como matador de toros?

Fotos

Vídeos