«¡Al rico ajoarriero!»

Uno de los participantes, durante la preparación del plato. / SARA SANTOS

Tomás Nuñez y Jose Manuel Irigoyen vencieron en el primer concurso de ajoarriero

PAULA DÍAZ

Si bien la receta de base es misma para todos, cada cocinero prepara este plato de manera diferente. A unos les gusta picantito, a otros no tanto. Algunos prescinden de la patata, otros le ponen mucha... Hay mil maneras de hacerlo. Ayer, a las siete de la tarde, siete equipos de dos personas se presentaron a la primera edición del concurso que Donostia Festak organizó en la calle Simona Lajust (Benta Berri) para demostrar que preparan el mejor ajoarriero. Venció la pareja formada por Tomás Núñez y Jose Manuel Irigoyen.

«Queríamos ofrecer más actividades de Semana Grande también en los barrios, ya que casi todas suelen estar concentradas en la zona centro principalmente», explica Joseba Sáenz, de Donostia Festak. Y consiguieron darle 'vidilla' al lugar, ya que poco después de que las parejas comenzaran a cocinar, la gente comenzó a acudir atraída por el envolvente olor procedente de las mesas, y la música del acordeón y la pandereta que amenizaron el concurso.

Mientras tanto, los participantes -Angel y Lucas, de 'Irrintzi food'; Jana y Rosa, de 'Nos comemos el mundo'; Jose Manuel y Tomás, de 'Ilunpe'; Jesus Mari y Andoni, de 'Baso Etxea'; Belén y Ander, de 'Azkenak'; JJ e Inaki, de 'Zubi Musu'; y María y Manolo, de 'Pintxes Zm'- contaban con hora y media para preparar diez raciones de este popular manjar, tres para los jueces, y las otras siete a repartir entre todos los participantes una vez finalizado el certamen.

Siete parejas compitieron en la primera edición celebrada en Benta Berri

La norma principal de la competición era muy clara, que los concursantes solo podían cocinar con los productos aportados por los organizadores -1500 gamos de bacalao desalado, cinco patatas, veinte dientes de ajo, cinco pimientos rojos o verdes (a elección del equipo), diez tomates, tres cebollas, cinco pimientos choriceros, un litro de aceite de oliva virgen extra, sal y perejil-, más huevo y caldo de pescado, si lo deseaban.

«No hay secreto»

Una vez agotado el plazo del que disponían, cada pareja presentó su ración a cada uno de los tres jueces: Kike Martínez, Tony Martínez y Juan Alonso, de la Sociedad Basoetxea. Cada uno tenía sus preferencias: para Kike, «un buen ajoarriero tiene que tener una buena cama de pimientos bien pochadita, y por supuesto el bacalao tiene que estar bien desmigado. Pero sobre todo, que cuando te lo metas en la boca tenga sabor, mucha 'potencia'» . Tony, por su parte, reveló que el secreto es «el equilibrio de los ingredientes, y sobre todo el punto de sal del bacalao», mientras que a Juan le gusta «con picantito, pero tampoco demasiado».

Sin embargo, como jueces debían dejar sus gustos particulares a un lado y valorar los platos en base al punto de cocción, el gusto, el color y la presentación del plato. Al final, tras una reflexión conjunta que tomó media hora, los jueces pronunciaron el nombre del equipo ganador: 'Ilunpe', cuyos integrantes, Tomás Núñez y Jose Manuel Irigoyen, se fueron a casa con la txapela de vencedor y un vale de 450 euros para el supermercado Super Amara.

Tomás fue tajante al preguntarle por su secreto: «No hay secreto», dijo, «nos hemos asegurado de que la salsa estuviera muy trabajada y de que el punto de sal fuera el adecuado, y para la presentación del plato hemos añadido unos huevos escalfados», reveló sonriente.

El segundo puesto fue para 'Nos comemos el mundo', que se llevó consigo un vale de 300 euros, y en tercer lugar quedó el grupo 'Azkenak', cuyo premio fue un vale de 200 euros. Para los demás participantes, el premio fue irse a casa habiendo pasado un buen rato, que no es poco.

Más sobre Semana Grande

Fotos

Vídeos