Nunca hay dos iguales

Los mejores cocineros guipuzcoanos componen el Jurado del Concurso de tortilla de patatas 'Contigo en la Playa'. / J. M. LÓPEZ
Los mejores cocineros guipuzcoanos componen el Jurado del Concurso de tortilla de patatas 'Contigo en la Playa'. / J. M. LÓPEZ

El Palacio Miramar acoge el lunes a las 12.00 el concurso de tortilla de patatas 'Contigo en la Playa'

IÑIGO URKOLA

La gastronomía tiene un peso indiscutible en toda fiesta vasca que se precie y en la Semana Grande no podía suceder otra cosa. Así, lo culinario tiene gran protagonismo a lo largo de los siete días que dura nuestra Aste Nagusia.

Y no sólo hablamos de la cena de la Víspera de La Virgen o la comida del 15 de agosto, además de muchas otras citas en torno a una mesa o junto a cualquier barra que llenarán nuestras agendas los próximos días. La Semana Grande viene con varios concursos gastronómicos, entre los que hay que destacar el que más arraigo y éxito tiene de entre todos ellos: el de tortilla de patatas organizado por el programa de Teledonosti 'Contigo en la Playa'.

Este concurso comenzará en el Palacio Miramar este lunes a las doce del mediodía, si bien las tortillas de patatas que vayan a tomar parte en el certamen deben ser entregadas entre las 11.00 y las 12.00 horas. Es un concurso en el que se busca sobre todo la calidad y en el que las 50 mejores tortillas son premiadas. Un jurado presidido por Juan Mari Arzak y en el que no falta ninguno de los grandes cocineros de nuestro territorio, elige de entre ellas la tortilla vencedora.

Su autor no sólo se lleva el reconocimiento y la admiración por haber hecho la mejor tortilla entre los centenares que suelen presentarse al concurso, sino que, gracias a Viajes Eroski, podrá disfrutar con un acompañante de una estancia de siete noches en Canarias.

Además, las 50 mejores tortillas serán premiadas por un lote compuesto por dos entradas para el balneario de La Perla, una orquídea de Viveros Ducasse y un relos de cocina Festina, gentileza de Promociones Mikel.

Producto y paciencia

Este año el jurado contará con la ayuda de la tolosarra Edurne Trancho, finalista en la última edición del programa Mástechef de TVE1. Esta pescadera se ganó la amistad de sus compañeros y de los telespectadores por su naturalidad y simpatía, pero también convenció a Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nájera por su buen hacer en los fogones.

Edurne reconoce que la tortilla de patata no es una receta que prepare con demasiada frecuencia, pero tiene claro que, como en tantas otras preparaciones, la materia prima es clave para que el resultado sea el mejor: «Yo siempre compro patata de Álava, pero que sea seca, no la nueva. Las patatas con agua tienden a cocerse, pero la seca de Álava queda muy jugosa. El aceite de oliva tiene que ser virgen extra, que no tiene nada que ver con los otros aceites. Además, siempre uso huevos de caserío, que dan a la tortilla otro sabor y también otro color. Se nota mucho», afirma.

La tolosarra cree también que la tortilla de patata es una receta que exige mucha paciencia en los fogones y, cómo no, mucho cariño. Ella utiliza abundante cebolla en sus tortillas y prefiere cortar las patatas en láminas algo gruesas. «Hago las patatas primero a fuego vivo y después las tapo para que se cuezan con la cebolla. Cuando están 'tiernitas', les doy de nuevo un golpe de fuego para que se doren. Me gusta también usar muchos huevos, para que se noten en la tortilla».

Además, Trancho confiesa también que uno de sus mejores trucos es «no menear mucho la sartén cuando he echado ya los huevos, porque si lo haces la patata se rompe. Sólo la muevo por los costados, la ladeo y le doy dos vueltas para que se cuaje, pero quedando siempre jugosa».

La finalista de la última edición de Másterchef nunca había participado en ningún concurso gastronómico, ya que «siempre he sido feliz cocinando para mis amigos». Sin embargo, sí sabe lo que es ser jurado en un concurso de tortillas de patatas, ya que este mismo año lo fue en el de Berazubi, su barrio.

Por ello, cree que lo primero que deben hacer las tortillas que se presenten a este concurso es entrarle por los ojos: «No tienen que estar demasiado tostadas, pero sí tener color. Cuando se partan, no debe caer el huevo, aunque sí estar jugosa. También es importante que se note la patata, que no parezca un puré. Por supuesto, tampoco debe estar aceitosa», enumera Edurne como primeras pistas para quien quiera hacerse con el triunfo.

Esta aficionada a la cocina no oculta su ilusión por compartir jurado con eminencias de los fogones de nuestro territorios. En su paso por el programa, conoció a Martín Berasategui -«Aquel día gané la prueba gracias a un ceviche y me regalaron un viaje a México que aún tengo pendiente», recuerda- y recibió de Elena Arzak una masterclass. «Al resto sólo los he visto por la televisión, pero espero que se me pegue algo de todo lo que saben», dice entre risas.

Más información

Fotos

Vídeos