La mejor paella, de Marian y Asier

Félix Maraña comenta el plato con Marian González. / REPORTAJE GRÁFICO ARIZMENDI
Félix Maraña comenta el plato con Marian González. / REPORTAJE GRÁFICO ARIZMENDI

Con la receta de la abuela, el equipo 'Oh my Bike!' fue el ganador en la primera edición del Concurso de Paella Valenciana

GARAZI REZABAL

Jamie Oliver revolucionó internet con su paella con chorizo y los donostiarras Marian González y Asier Grijalba la plaza Cataluña con su paella valenciana de pollo y conejo. Ayer a las 19 horas tuvo lugar la primera edición del Concurso de Paella Valenciana de Semana Grande, y madre e hijo, que formaban el equipo 'Oh My Bike!' se llevaron la txapela del recién estrenado certamen y 450 euros en vales de compra gracias a la receta de la abuela. «Teníamos nuestras dudas, pensaba que se iba a pasar, pero al final ha estado en su punto», comentó feliz Marian.

Diez equipos acudieron a Gros para sorprender al jurado con el plato tradicional valenciano. «El truco es freír mucho la carne, es la sustancia del caldo» comentaron el valenciano Rafael Igual y el donostiarra Jon Toledano. Estos formaban el conjunto 'Els koinatu', equipo que además contaba con una tercera integrante «mi madre, a 500 kilómetros de distancia, está al Whatsapp dándonos instrucciones», confesó entre risas el valenciano.

Por su parte, el colombiano Andrés Cuero y la argentina Susana Basibilvaso, del equipo 'Pibiles' subrayaron que la clave de una exquisita paella es «utilizar un buen caldo y que el arroz quede suelto» y, como siempre en la cocina, «mucho corazón».

Alguno de los participantes competían por primera vez en un concurso culinario, pero no todos eran noveles. «Estamos hartos de concursos», dijeron Tomás Nuñez y José Manuel Irigoyen, de la sociedad Ilunpe. «Nos presentamos a todos los certámenes de Semana Grande, y también los que se organizan en Hernani, Ibarra, Tolosa... Hemos ganado cuatro veces el concurso que se celebra en la Parte Vieja del Memorial Irizar y dos veces el de marmitako de la Aste Nagusia», explicó la pareja.

Ander Gisasola, miembro del equipo MxEh, también era un veterano de los concursos culinarios. «Mi compañero Mikel Jauregi es primerizo, pero yo ya he participado en distintos certámenes de cocina», comentó Ander y añadió: «Tengo algún que otro trofeo en casa, por ejemplo del concurso de paellas que se celebra en Getxo, pero nunca he conseguido el primer puesto».

Muchos curiosos se acercaron a las cocinas portátiles para ver la destreza en la cocina de los participantes. Había quien no podía resistirse a dar consejos: «¡Qué no se queme, qué no se queme, sino se quedará el olor y eso quita puntos», decía Josean Pérez, padre del concursante Iban, del equipo «Bomba boys», que participaba junto a su amigo de Elur Cambronero. Otros, más discretos, preferían estar en silencio y observar atentamente a los chefs, como Julián Okendo: «Yo vengo a aprender, siempre se pueden descubrir nuevas técnicas».

Entre tanta expectación, algunos se sentían un poco intimidados, pero la pareja 'Truco y trato' formada por Alberto Lojo y José Antonio Jiménez estaban como pez en el agua. «Trabajamos en una funeraria cara al público, estamos acostumbrados a esto», comentaron.

«Pensaba que se iba a pasar, pero al final ha estado en su punto», confesó la ganadora

Como indicaban las normas del concurso, los ingredientes a usar limitados, «hay que conformarse con lo que tenemos, no nos queda otra», se lamentaban María José y Sandra Delgado, del equipo 'Los Ángeles.

El concurso organizado por Donostia Festak en colaboración con la Sociedad Itxas Gian y Supermercados BM contó con un jurado exigente. Lo formaron Luis Arregi, Martin Urtxuletegi, Txonan, Eugenia Ruiz y José Luis Costa. Estos expertos del mundo de la gastronomía se fijaron, sobre todo en cinco aspectos de cada arroz: la cocción, el gusto, el color, la simetría de los ingrediente y el punto de socarrat.

Tras mucha deliberación el tercer premio, 200 euros en vales de compra en el supermercado BM, lo recibió el grupo Truco y Trato. El segundo, 300 euros también en vales, fue otorgado a la pareja latinoamericana 'Pibiles'.

La txapela y los 450 euros en vales de compra se lo llevaron madre e hijo que comentaron felices: «Ahora toca celebrarlo, pero no comiendo nuestra paella, que la hemos empezado a repartirla entre público y se han comido hasta el socarrat».

Más sobre Semana Grande

Fotos

Vídeos