Leire Martín y Luis Goñi, los mejores por la bahía

Los nadadores infantiles se aprestan a la salida desde el Náutico.
Los nadadores infantiles se aprestan a la salida desde el Náutico. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Vencieron en la travesía a nado, en la que participaron 67 niños y 459 adultos

MARÍA BASA

El Club Deportivo Fortuna celebró ayer, como cada Semana Grande, su tradicional travesía a nado del Paseo Nuevo, en la que participaron en su 49 edición, 67 niños y 459 adultos. A pesar del día gris, las condiciones del mar fueron buenas, el mar estaba tranquilo y no hubo viento, lo que hizo que la travesía fuera rápida y los nadadores no tuvieron mayor problema, salvo algún despiste con las boyas de la Concha.

Según comentó Aitor Burgoa, responsable de la travesía,«todo ha ido muy bien, tanto la travesía infantil como la adulta. Hubo un poco de confusión en la infantil con las boyas, porque un piragüista indicó que era por un lado y era por el otro, pero no supuso mayor problema».

Comenzaba a las once de la mañana en el espigón del Náutico con 67 niñas y niños entre 11 y 14 años nerviosos por recorrer 650 metros a nado. «Es la primera vez que voy a realizar esta travesía y estoy bastante nervioso, nadaré a croll todo lo posible», comentaba Iñigo Villar, de 14 años. Un recorrido para el que tenían treinta minutos, y que ninguno de los nadadores necesitó. A los 9'07'' minutos de la salida Leire Martín llegaba a la meta. Se visualizaban las primeras cabezas cerca de la orilla y tres segundos más tarde llegaba el irundarra Oier Fernandez. Le siguieron Hugo Piedracita y Unai Sorobilla.

A diferencia de la categoría adulta en la que la participación femenina fue inferior a la de años anteriores, en la infantil predominaban las niñas. Uxue, fue una de ellas y este ha sido su último año en el que ha podido participar en esta categoría. «Me he quedado muy contenta con el resultado, he nadado tres veces antes en esta travesía. Este año ha sido el último que participo en 650 metros, porque el año que viene por edad, deberé hacerlo con los adultos. Son casi 3000 metros asi que me voy a ir preparando en la próxima travesía de septiembre, y voy a nadar con los mayores, a ver qué tal me veo». Por el contrario, al llegar a la Concha, Unai Irigoyen concluía que «la prueba había sido más dura de lo que pensaba».

Una hora después de la prueba infantil comenzaba en la playa de la Zurriola la travesía adulta en la que los participantes debían nadar casi 3.000 metros hasta llegar a la meta cerca del Club Fortuna. A los 35' 15'' minutos cruzaba la línea Luis Goñi, le seguían Unai Arruabarrena y el zarautztarra Nikolas Illaramendi. En la categoría femenina Amaia Iriarte era la primera en llegar en 36' 40'', la décima en la clasificación general.

Más sobre Semana Grande

Fotos

Vídeos