Semana Grande

La elegancia de un clásico

Caballer ofreció anoche un espectáculo pirotécnico brillante, con la elegancia habitual de esta firma

KAURI JAUREGI

Los Hermanos Caballer, que en 2009 se hicieron con la Concha de Plata y el premio del público, regresaron ayer a San Sebastián con una colección en la que exhibieron su singular gama cromática: 16 colores para 2.000 artificios que son de fabricación propia, algo inusual en el sector.

El espectáculo pirotécnico fue brillante, con la elegancia habitual de esta firma. Dieciocho minutos de fuegos bien lanzados, llenos de luminosidad, colorido y estruendo seguidos con entusiasmo por los miles de personas que se dieron cita en torno a la bahía.

Tradición e innovación para hoy

Se augura un terremoto para esta noche en Donostia. La joven compañía Pirotecnia del Mediterráneo debuta hoy en el 54 Concurso Internacional de Fuegos Artificiales, y se espera que lo haga de tal manera que ensordezca y enmudezca a los presentes a partes iguales tanto por el espectáculo visual como por la intensidad de sus estallidos al más puro estilo de una traca valenciana.

Y es que una buena sesión de fuegos artificiales ilumina con sus castillos de colores la noche, dibuja con sus luces bellas formas en el cielo para el deleite de los espectadores, pero aún así, a cada disparo, la necesidad de sentir como retumba el pecho con cada explosión, cómo el corazón se acelera a cada estallido, resulta imperativa para poder vivir la experiencia al completo. Y eso es lo que se espera de los valencianos: intensidad y espectáculo.

Con más de 15 años de experiencia a sus espaldas a las órdenes del ya fallecido maestro pirotécnico Miguel Zamorano Caballer, Antonio García Juan inició en solitario su andadura dentro del mundo de los fuegos de artificio hace tres años, en 2014, cuando fundó esta compañía.

Debutaron profesionalmente con una mascletà en las Fallas de 2016 en Valencia, donde consiguieron sorprender gracias a la combinación de intensidad, tradición e innovación de sus disparos.

Pese a que es otro tipo de pirotécnia, las buenas sensaciones dejadas desde entonces avalan una actuación que dejará a muchos con la boca abierta para tratar de hacerse con la Concha de Oro y los 7.000 euros de premio que se otorgan al ganador.

El equipo de la entidad combina juventud y experiencia, y trabajan para convertirse en una de las compañías pirotécnicas de referencia a pesar de su corta trayectoria, demostrando cada vez su capacidad y arte a lo largo de la península ibérica.

Más información

Fotos

Vídeos