Diversión solidaria para los más pequeños

A otras niñas les gustan más las trenzas.
A otras niñas les gustan más las trenzas. / JOSE USOZ

La fundación Haurralde ofrece esta semana en el Kursaal varias actividades en favor de los menos favorecidos

PAULA DÍAZ

Quién no ha soñado alguna vez con ser un animal salvaje, un superhéroe de cómic o una princesa de cuento, pero se ha despertado para comprobar que solo era una fantasía. Suele pasarles sobre todo a los más pequeños, por eso el puesto que la fundación Haurralde abre en la terraza del Kursaal a las diez de la mañana durante estas fiestas está teniendo tanto éxito. Es un puesto pensado precisamente para ellos, en el que varias voluntarias de la UPV/EHU les maquillan y les hacen sentir como su animal, superhéroe o princesa favorita. Además, pueden completar el maquillaje con las trenzas que otra voluntaria africana hace con mucho cariño en la mesa de al lado.

Aunque es el primer año que la fundación organiza este tipo de actividades durante la Semana Grande, parece que ha empezado pisando fuerte: «El primer día vinieron más de 200 niños, no dábamos abasto», asegura Patricia Ponce, directora de Haurralde. Lo mejor de todo es que lo hacen por una buena causa, ya que todos los donativos que recaudan en el puesto son destinados a «proporcionar comida y educación a mujeres y niños sin recursos» de diferentes puntos del planeta, como Mozambique o República Dominicana, entre otros.

«Estamos teniendo una muy buena acogida, los donostiarras se están solidarizando mucho»

Para niños... y no tan niños

«Vimos que no había apenas cosas para los txikis entre las actividades de Semana Grande y pensamos que de esta manera matábamos dos pájaros de un tiro», relata Ponce, ya que con esto hacen felices a los más pequeños de aquí y al mismo tiempo ayudan a otros a tener una vida un poco mejor.

Pero la ONG no se olvida de los adultos, que al fin y al cabo son quienes realmente hacen la aportación. Por eso, por las tardes también organizan actividades para ellos, como espectáculos de danzas indias o talleres de risoterapia. Con ello, además de donativos, quieren captar socios nuevos que contribuyan a la causa durante todo el año. Y cabe darles la enhorabuena, ya que «estamos teniendo una muy buena acogida, los donostiarras se están solidarizando mucho y ya tenemos unos 40 socios nuevos», celebra la presidenta.

Más sobre Semana Grande

Fotos

Vídeos