‘Marruko’ aprueba con nota en su estreno

Semana Grande

La Aste Nagusia estalla con el cañonazo y con ocho días por delante de fiesta

Miles de personas han acudido a los jardines de Alderdi Eder para presenciar el estruendoso comienzo de las fiestas de Semana Grande / José Mari López
elena viñas
ELENA VIÑASSan Sebastián

Ha acaparado la atención en el arranque festivo este sábado por la tarde. «No hemos podido probarlo antes y estoy nervioso porque éste va a ser un cañonazo un poco diferente. Habrá que ver cómo resulta», confesaba Luis Mocoroa cuando a punto estaba de prender la mecha del cañón traído expresamente de Eibar para sustituir al de Urgull que se utiliza desde 1993 en el inicio oficial de la Semana Grande. El bautizado como ‘Marruko’, de dimensiones visiblemente más reducidas que el que ha tenido que ser retirado a consecuencia de los achaques del tiempo, ha precisado de menor cantidad de pólvora. Apenas 125 gramos frente a los 650 que requería su antecesor. El suspense por cómo sonaría ha mantenido en vilo a los centenares de personas que llenaban Alderdi Eder desde minutos antes de las siete de la tarde.

«Al final, todo se arregla. Las ganas de fiesta superan cualquier problema. Seguro que disfrutamos», auguraba al Artillero Mayor y presidente de la Gastronómica. Y así fue. ‘Marruko’ no ha defraudado en absoluto en su estreno en la ciudad. La explosión nada ha tenido que envidiar a la de años anteriores y ha provocado un eco de gritos, aplausos y risas bajo la lluvia de confeti txuri-urdin que ha bañado a los espectadores. Y con ellos, también a los gigantes que han presenciado la escena situados entre el público.

Más información

El estallido ha puesto la guinda a un acto que ha llevado a los componentes de la Escolanía del Coro Easo y a los de la sociedad Kresala a compartir el honor de cantar juntos el popular ‘Artillero’, acompañados de miembros de la corporación municipal. «Ha sido un momento intenso y divertido. Aunque ayer ensayamos un poco, teníamos claro que lo importante era dejarse llevar. Al principio los chavales se han quedado un poco parados, pero viendo la reacción de la gente, luego ya se han desmelenado», comentaba Gorka Miranda, de la coral donostiarra que conmemora las bodas de plata de su fundación.

Para entonar la tradicional canción, han realizado una selección entre las numerosas voces del coro. «No podíamos traer a todos. Ha venido un grupo que va desde los más pequeños que han empezado a cantar este año a los que ya están consolidados, así como tres niños que, por desgracia, se han tenido que jubilar, porque la voz infantil es efímera y con 13 y 14 años tienen que acabar su etapa en la escolanía», explicaba Miranda.

Igual de emocionada tras la actuación se mostraba Maider Ugalde, componente de esa sociedad de la Parte Vieja que lleva ya más de medio siglo organizando iniciativas tan diversas como la tamborrada, la comparsa de caldereros y la agrupación mendizale, aunque si hay un ámbito en el que se ha distinguido especialmente ha sido en el de la danza tradicional vasca, convirtiéndose en un referente.

«Un poco cortados»

«Hemos venido una pequeña representación de cada grupo. Al principio estábamos un poco cortados por tener a tanta gente delante, pero enseguida nos hemos soltado. Ha ido muy bien. Estamos contentos», señalaba Maider, quien ha acudido vestida de monja, el atuendo que lleva en los desfiles de iñudes y artzaias.

A los representantes de Kresala y la Escolanía del coro Easo se sumaban unos invitados de excepción, los componentes de La Oreja de Van Gogh. Leire, Pablo, Xabi, Haritz y Álvaro, que habrían de inaugurar horas más tarde los conciertos de Sagüés, se presentaban en la terraza del Consistorio donostiarra para disfrutar de los primeros minutos de la fiesta.

«Es la primera vez que vivimos el cañonazo a este lado. Veníamos de tener un concierto la víspera y no sabíamos si íbamos a llegar a tiempo. Por suerte, nos ha cuadrado», declaraba Leire. «Es una maravilla poder disfrutar de un evento como éste con lo que nos gustar ejercer de donostiarras», se apresuraba a añadir Álvaro, quien reconocía saberse «más o menos» la letra del ‘Artillero’. «Yo me he encargado de pasarles la chuleta a todos para que ensayaran un poco», bromeaba Leire.

La cantante bailaba con el alcalde Goia al son del tema más tarareado a lo largo de la jornada. «Iniciamos una semana intensa de fiestas con un montón de actividades por toda la ciudad. Hay espacios para divertirse haciendo cada uno lo que más le gusta», indicaba Goia, al tiempo que expresaba un deseo para los donostiarras: «Que todos disfrutemos de las fiestas desde el respeto mutuo».

«Calmar los ánimos»

En similares términos se expresaba el consejero de Turismo del Gobierno Vasco, Alfredo Retortillo, tras la «mala imagen» que se ha lanzado, a su juicio, en las últimas semanas de San Sebastián y que nada tiene que ver con la realidad. «Espero que esta Semana Grande contribuya a calmar un poco los ánimos encendidos y a volver a ésta como la ciudad maravillosa que siempre ha sido y seguirá siendo», manifestaba. En la terraza del Ayuntamiento también coincidían las actrices María Luisa Merlo y Silvia Marsó. Esta última no ahorraba en cumplidos hacia la capital guipuzcoana. «Qué ciudad más bonita... Me encanta venir aquí», aseguraba.

Tras el cañonazo, el salón de plenos se convertía en escenario de un acto en el que el alcalde y el concejal de Fiestas, Alfonso Gurpegui, entregaban sendas placas fabricadas en madera a los máximos responsables de la Escolanía del coro Easo y Kresala Elkartea, Javier Oyarzun y Paco Sexmillo, respectivamente. Dos niños de la coral Easo interpretaron una nana que logró emocionar al primer edil, «porque me la cantaba mi madre para que me durmiera». Los dantzaris de Kresala bailaron un aurresku de honor ante los invitados. Eneko Goia ponía punto y final a la ceremonia, proponiendo un brindis al grito de «Gora Donostia eta gora donostiarrak!».

No te pierdas

‘Festara’ en cuatro barrios de la ciudad
Martes, 0.00h. En la medianoche del lunes al martes, cuatro agrupaciones corales entonarán el ‘Festara’ en otros tantos puntos de la ciudad: Parque Aitzol, Plaza Alfonso XIII, Plaza Cataluña y calle Virgen del Coro.
En Semana Grande, también pintxo-pote
Jueves, 19.00. Un plan tremendamente popular en la ciudad, como es el pintxo-pote de los jueves en Gros, forma también parte de la programación de estas fiestas. Una docena de bares se han sumado a la iniciativa.
‘Agur Asteari’, nuestro particular ‘Pobre de mí’
Sábado, 19.00. Este año, la Semana Grande tendrá un fin de fiesta en la Plaza Zuloaga, donde se dará un pregón de despedida a la Aste Nagusia y se entonará el ‘Agur Asteari’, una canción con música de Xabier Zabala y letra de Andoni Egaña.

Fotos

Vídeos