Un selfi con el 'ie tram'

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA

En Donosti no hacemos fotos a maseratis o lamborginis, sino al flamante autobús eléctrico articulado que está haciendo furor. La presentación del vehículo y su traslado hasta Miramón permitió ver a personas bajándose de sus vehículos para hacerle una foto al 'ie tram' de Irizar. La próxima semana la línea 28 va a ir 'petada' de curiosos con afán de comprobar su silencioso discurrir. Los seis meses de prueba que va a estar en funcionamiento en nuestra ciudad -menos mal que han puesto la barandilla en la esquina de Easo-San Martín- servirán para perfilar el bus del futuro. ¿Pero estamos pensando en la ciudad del futuro? Necesitaremos sembrar las terminales de estaciones de carga, comprar nuevos autobuses y ejecutar cambios urbanísticos (diseño de paradas, plataformas, cambiar la anchura de carriles reservados, etc). El Ayuntamiento parece dispuesto, incluso, a introducirse en el debate sobre qué ventajas ofrecer a los vehículos ecológicos (híbridos y eléctricos) a la hora de estacionar o abonar la OTA. Lo que no sé es si habrá oferta de electricidad suficiente para tanta demanda, ni si administraciones y compañias suministradoras estarán a la altura de las expectativas a la hora de tramitar permisos, otorgar licencias y ejecutar obras. Me da la sensación de que faltan enchufes y sobra fascinación por 'enchufarnos' al futuro. Pero bienvenido sea, aunque el bus no luzca los colores azul y verde de la ranita meridional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos