Los puentes de Astiñene y Espartxo cuentan ya con el permiso oficial de Costas

La obra cuenta con periodo de ejecución de 18 meses

DV

El Ayuntamiento ha recibido ya la autorización de Costas para la construcción del nuevo puente de Astiñene, que une los barrios de Egia y Loiola. El gobierno municipal hizo la solicitud en julio del pasado año y desde Madrid han tenido que agilizar los trámites tras cerrarse el puente el 22 de agosto al detectar los técnicos una grieta en uno de sus pilares.

Con el OK de Costas, el consistorio puede iniciar los trámites para licitar las obras, que tendrán una duración de 18 meses. Será el primer puente curvo de la ciudad, con solo dos apoyos en el río, y casi doblará su sección. De los más de ocho metros de anchura actuales se pasará a 16,15 metros. De una estrecha calzada y dos miniaceras se pasará a un puente con dos aceras de 3,5 y 2 metros respectivamente, un bidegorri de doble dirección (2,5 metros) y sendos carriles de circulación (3,5 metros cada uno) separados de las aceras por dos estructuras metálicas de medio metro de anchura con iluminación led. La sección del puente acabará en unas barandillas de cristal. El presupuesto es de 2,7 millones de euros a pagar por URA y el Ayuntamiento.

La dirección de Costas ha hecho llegar asimismo al consistorio el permiso para la construcción del nuevo puente de Espartxo, en Txomin Enea. El puente actual cuenta con dos pilares que como entorpecen el paso del río y suponen un tapón hidráulico en el Urumea. El nuevo diseño, de 2,5 millones de euros, incluye una única pila y la distancia entre los extremos será muy superior a la existente, lo que alejará la posibilidad de inundaciones. El periodo de ejecución se estima también en 18 meses, que con los trámites previos se alargará hasta los dos años.

Fotos

Vídeos