Retenciones hasta el Antiguo por el inicio de la obra en las aceras de San Martín

Los conos colocados en el carril izquierdo de San Martín limitan la circulación a un solo carril./Sara Santos
Los conos colocados en el carril izquierdo de San Martín limitan la circulación a un solo carril. / Sara Santos

Los trabajos para ensanchar y alinear dos manzanas se prolongarán hasta final de año

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍASan Sebastián

Atasco de los grandes el que provocó ayer lunes el inicio de las obras para ensanchar las aceras de dos manzanas de San Martín. La reducción a un solo carril de circulación creó un embudo al comienzo de la calle que dio lugar a una retención hasta el Antiguo. Los conductores se tendrán que armar de paciencia y buscar alternativas puesto que los trabajos se prolongarán hasta final de año, aunque las afecciones al tráfico está previsto que concluyan el 10 de noviembre.

Más información

El proyecto va a permitir ensanchar las aceras a lo largo de 150 metros de la calle, entre los cruces con Manterola y Urbieta, de tal forma que sus bordillos se van a alinear con el resto de las manzanas de esta arteria vial. Las aceras, que ahora apenas cuentan con 1,5 metros, pasarán a tener hasta 3,5 metros en ambos lados de la calle. Además de la reforma del pavimento, se renovarán las infraestructuras situadas bajo las aceras, como canalizaciones de agua y redes de telecomunicaciones, y el mobiliario urbano. Para lograrlo esta ampliación peatonal, los tres carriles de circulación reducirán su anchura.

Embotellamiento al comienzo de la calle
Embotellamiento al comienzo de la calle / Sara Santos

La obra estuvo a punto de comenzar en junio, pero la petición de una treintena de comercios la frenó para no aumentar el caos circulatorio en la temporada fuerte de ventas. Los comerciantes solicitaron que las obras se realizasen tras el 20 de enero para que coincidiesen con los meses comercialmente más bajos. Sin embargo, el proceso de adjudicación no permitía dilatar más las obras, que han comenzado este lunes con un atasco monumental. Las señales que impedían circular por el carril izquierdo han provocado un embudo en San Martín que ha cogido desprevenidos a los conductores. La retención al mediodía ha alcanzado hasta la calle Zumalacárregui y los vehículos han llegado a tardar media hora en recorrer el kilómetro escaso entre el Antiguo y el Centro.

Quienes utilicen mucho este itinerario deberán buscar alternativas como la de sortear el paseo de La Concha por el paseo Pío Baroja, dado que los trabajos van para largo. La obra tiene un plazo de ejecución de tres meses y medio (lo que significa que se prolongará hasta fin de año), aunque las afecciones al tráfico solo durarán hasta el 10 de noviembre, según fuentes del Departamento de Movilidad. Mantenimiento y Obras Públicas ha pedido mediante una nota de prensa disculpas por «las molestias que la obra pueda acarrear a la ciudadanía».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos