Regalos navideños sobre el río

Habrá dos nuevas instalaciones para el alumbrado de Navidad de este año, con el Urumea y el puente María Cristina como protagonistas

Regalos navideños sobre el río
Dani Soriazu
DANI SORIAZU

Cuatro semanas. Aunque no lo parezca, es el tiempo que falta para que volvamos a ver las calles de la ciudad vestidas con el tradicional alumbrado navideño. El próximo 4 de diciembre se llevará a cabo el encendido de las luces y el Ayuntamiento se ha propuesto sorprender otra vez a donostiarras y visitantes. Y para ello ha vuelto a apostar por varias novedades en la decoración lumínica de la ciudad. Como se puede observar en las imágenes que acompañan a estas líneas, y a las que ha tenido acceso DV, se trata de dos nuevas instalaciones de luz que darán protagonismo al río y al puente de María Cristina.

Se trata de las dos propuestas ganadoras de la segunda edición del concurso de ideas para la iluminación navideña puesto en marcha por la Sociedad de Fomento y que repite la fórmula del año pasado de la que salió la bola de Navidad de la plaza Cervantes, que cosechó un notable éxito. En esta ocasión, se pidió a los alumnos de la Escuela de Arquitectura y de Ingenieros de la UPV que planteasen sus proyectos de iluminación para el paseo del Urumea, con el objetivo de consolidar el mercado navideño del paseo de Francia.

El primero de ellos, llevado a cabo por los estudiantes de Arquitectura Ander Delgado, Itziar Molinero y Maier Mugica, se titula 'Tori-Opari' (Toma regalo) y consistirá en la instalación de una serie de cajas luminosas sobre el río, «creando un símil con los regalos de navidad», explican los autores. Las cajas estarán repartidas entre los puentes de María Cristina y Santa Catalina, y estarán colgadas mediante cables de acero, lo cual permitirá también jugar con los reflejos del agua.

«El mercado navideño mejorará y tendrá características propias de la ciudad», dice Gasco

Pero estos 'regalos' colgantes no serán los únicos que podrán verse por la ciudad. Algunas cajas luminosas estarán colocadas en lugares emblemáticos cerca del río, como la estación de tren, el edificio de la Equitativa, el hotel María Cristina, el teatro Victoria Eugenia o el Kursaal. El viandante podrá abrir estos regalos y cuando lo haga una luz más intensa iluminará el lugar.

El segundo proyecto ganador también lo han llevado a cabo cuatro estudiantes de Arquitectura: Maite Aizpuru, Aitor Ballarin, Olga Egia y Leire García. Su propuesta consiste en la colocación de una sucesión de pórticos de madera iluminados en el puente de María Cristina. «Simboliza la puerta de entrada y salida», explican los autores, que añaden que se han apoyado «en la idea de portal de Belén para representar la acogida de la ciudad hacia la gente que viene». No en vano, su ubicación en el puente hace de punto de unión entra las dos partes de la ciudad y de conexión de las estaciones de tren y autobús con el centro.

El proyecto está compuesto por nueve tipos de pórticos de madera, de unos cuatro metros de altura, repetidos en una secuencia helicoidal a lo largo del puente, y separados entre ellos por dos metros. Para la iluminación se ha creado una malla que estará sujeta a los postes y de la que colgarán diferentes puntos de luz.

Para este concurso de ideas se han presentado 16 equipos y han participado casi 60 estudiantes de la UPV. El jurado, compuesto por representantes de Fomento, la UPV y la empresa adjudicataria de la iluminación navideña de la ciudad (Iluminaciones Ximénez), tenía que elegir un único galardonado pero ha creído conveniente repartir el premio, valorado en 3.000 euros, entre estos dos equipos.

«Los criterios por los cuales se les ha otorgado más valoración frente a otros han sido principalmente el componente innovador del proyecto, el impacto de su ejecución en la ciudad y la reducción del coste de ejecución sobre el máximo establecido», señala el concejal de Impulso Económico, el socialista Ernesto Gasco.

A lo largo de este mes de noviembre los operarios instalarán el cableado, colocarán las luces y los arcos y dispondrán las figuras en parques, jardines y plazas. La empresa cordobesa Iluminaciones Ximénez volverá a ser la encargada de la instalación del alumbrado.

Apoyo al sector comercial

La ambientación navideña de la ciudad buscará, nuevamente, animar y ayudar al sector comercial en uno de los meses más fuertes de la temporada. El lunes 4 de diciembre arrancará el encendido de las luces para aprovechar el tirón turístico de esa semana, que cuenta con uno de los puentes más largos del año gracias al día de la Constitución y el de la Inmaculada Concepción.

Además, el paseo de Francia entre el puente de Santa Catalina y el puente María Cristina, también contará este año con un Gran Mercado de Navidad, renovado y mejorado que hará las delicias de visitantes y donostiarras. «Se esta trabajando con los comercios y clústers locales para que tenga características singulares y propias de Donostia», asegura Gasco.

Más

Fotos

Vídeos