Quiksilver se interesa por el ZM para una de sus grandes tiendas mundiales

Quiksilver se interesa por el ZM para una de sus grandes tiendas mundiales

Gasco (PSE) se muestra favorable a que se abra el abanico de usos del local de la Zurriola en la próxima licitación

A. M. SAN SEBASTIÁN.

Lleva ya cerrado más de un año, pero no le faltan pretendientes. El privilegiado local del antiguo ZM, en mitad del paseo de la Zurriola y encima de la playa, ha sido sondeado por Quiksilver, una de las grandes marcas de equipación para el surf y el esquí, para instalar una de sus grandes y novedosas tiendas, según indican fuentes municipales. De momento es solo la expresión de un interés, porque el establecimiento va a salir en enero a concurso, tras haberse tenido que disolver la anterior adjudicación.

La situación de este inmueble municipal se trató ayer en la comisión de Hacienda. Tanto PP como Irabazi preguntaron al delegado del ramo, Jaime Dominguez-Macaya (PNV) por el contrato adjudicado en agosto, que se ha tenido que anular. El concejal explicó que la empresa ganadora del concurso reclamó al Ayuntamiento porque los 60.000 euros que se exigían como condición para el acondicionamiento estructural del inmueble se quedaban pequeños para las obras que había que hacer. «Los técnicos municipales hicieron una inspección y efectivamente comprobaron que el licitador tenía razón». Se descubrieron unas filtraciones que dañaban la estructura, unos «vicios ocultos» cuya reparación se ha evaluado en 286.908 euros (más IVA). Ante este panorama se acordó por las dos partes «resolver de mutuo acuerdo el contrato» para volver a sacar la concesión a concurso con un nuevo equilibrio económico-financiero.

La portavoz del PP, Miren Albistur, criticó «el error gordo» en el que ha incurrido el Ayuntamiento que va a llevar a prolongar el cierre de este inmueble, que en el pasado ha funcionado como bar, restaurante y discoteca.

El concejal de Hacienda indicó que en las próximas semanas se va a volver a sacar a concurso la explotación de este local, sobre el que el Ayuntamiento no tiene la última palabra. «Es un local problemático porque los usos del mismo no dependen solo de nuestra voluntad, sino también del Servicio de Costas», aclaró, por estar su ubicación en el dominio público marítimo-terrestre. Esto hace que el Ayuntamiento no pueda decidir por sí mismo todas las condiciones del establecimiento, como los usos que se le pueden dar (hasta ahora ceñidos al hostelero).

En este sentido, Dominguez-Macaya apuntó que «una gran marca» se había interesado por el local para instalar una tienda. El Ayuntamiento está en estos momentos en conversaciones con Costas para conocer si se puede abrir el abanico de los usos del inmueble para la nueva licitación que se lanzará a principios de 2018.

Según ha podido saber DV, la gran marca de la que habló Dominguez-Macaya es Quiksilver, que expresó a las autoridades municipales, a través del clúster del surf, su interés por este local para ubicar en Donosti su nuevo concepto de tienda. Algo parecido al singular establecimiento multicultural de 750 m2 que la firma tiene en San Juan de Luz con talleres, zona de personalización, biblioteca, sala de ordenadores y bar. El concejal de Comercio, Ernesto Gasco (PSE), se mostró partidario de que el nuevo concurso contemple nuevos usos para el local y explicó que un establecimiento vinculado al mundo del surf podría reforzar este «sector estratégico en la ciudad». En todo caso, será un concurso abierto el que decidirá el nuevo adjudicatario y no el interés de una u otra firma por estar en el paseo de la Zurriola, 41.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos