Se queman un 46% más de calorías que andando

En cuanto a la intensidad del ejercicio, lógicamente, depende de uno mismo, pero como norma general se ha calculado que con esta técnica se quema un 46% más de calorías que andando de forma convencional. Cabe recordar aquí, que caminar a alta intensidad puede ser un método para quemar grasa más efectivo incluso que correr; todo depende del control de nuestras pulsaciones.

Si hay un colectivo para el que la marcha nórdica resulta especialmente beneficiosa, ese es el de las personas mayores. Y es que el Nordic Walking ha demostrado, en varios estudios llevados a cabo por universidades japonesas y americanas, ser uno de los métodos más efectivos para aumentar la capacidad aeróbica, la coordinación y la tonificación muscular en gente mayor.

Una técnica de marcha nórdica correctamente ejecutada implica que se hace fuerza con los brazos al caminar. Es decir, no se trata de mover los brazos simplemente para colocar los bastones, sino que debemos apoyar en ellos parte de nuestro peso. Este movimiento, repetido una y otra vez, redunda en un fortalecimiento de los músculos del brazo, así como del pecho, los hombros y la espalda. Hablamos, lógicamente, de un ejercicio de tonificación, en ningún caso de ganancia muscular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos