Quedan fuera del Pleno la mayoría de las enmiendas de la oposición al Peppuc

Secretaría argumenta que no se pueden proteger edificios que no tienen informes técnicos ni sus propietarios han podido hacer alegaciones

A. M. SAN SEBASTIÁN.

La modificación del Plan Especial de Protección de Patrimonio Urbanístico Catalogado (Peppuc) que se debatirá en el Pleno del Ayuntamiento de mañana da un nuevo giro. La Secretaría General hizo ver ayer a los grupos políticos en la Junta de Portavoces que no es posible admitir decenas de enmiendas sobre edificios que no han sido analizados por la comisión técnica correspondiente ni sus titulares han podido presentar alegaciones. De esta forma, el máximo órgano municipal aprobará únicamente la incorporación al catálogo de 47 construcciones de las 87 analizadas desde un principio. Las nuevas propuestas deberán esperar a la revisión completa del documento que se iniciará con posterioridad.

Los grupos de la oposición y el PSE habían presentado cerca de un centenar de enmiendas, en muchos de los casos abogando por incluir en el catálogo elementos del patrimonio que no habían estado nunca protegidos. Desde el comienzo de la tramitación del presente procedimiento, los responsables de Urbanismo especificaron que la modificación del Peppuc se ceñiría únicamente a revisar la protección de los 90 edificios que alguna vez estuvieron protegidos en alguna fase de la elaboración del documento, pero que finalmente se quedaron fuera en la aprobación definitiva de 2014. Esos 90 edificios se quedaron en 87 porque tres fueron derribados. Una comisión técnica de expertos externos e internos del Ayuntamiento hizo una propuesta para incorporar al Peppuc 47 de estos elementos. Esta propuesta pasó por una fase de exposición pública y, tras rechazarse la mayor parte de las alegaciones por plantear edificios que nunca estuvieron protegidos, ahora se dispone a ser aprobada definitivamente en Pleno. El caso es que hasta el propio gobierno municipal se saltó sus reglas e incluyó en su propuesta para el Pleno la de catalogar el edificio Urumea, de la calle Ramón María Lilí, que nunca ha estado catalogado, como recordó ayer el PP. Los servicios jurídicos rechazaron también la inclusión de este edificio con el mismo argumento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos