Aquel proyecto de llevar agua potable a la isla de Idjwi

La relación de Gorka Zalakain con la República Democrática del Congo se inició en 2003, cuando viajó a la isla de Idjwi, en el lago Kivu, para poner en marcha un proyecto a cargo de IC-LI Gipuzkoa para bajar fuentes de agua potable de las montañas a las zonas habitadas. Viajó en otras dos ocasiones para terminar su proyecto. «Los jóvenes le pedían poder estudiar y él se vino con esta preocupación y este deseo», relata la religiosa Maite Iceta, quien presentó en la oenegé el proyecto de las fuentes y se encontró con la respuesta entusiasta de Zalakain. «Así nacieron las becas de estudio universitario y para mantenerlas nació la Kongojaia».

«Empezamos con un grupo de unos 15 pero el número se ha redondeado a 30. Y lo mantenemos entre todos. El desarrollo de los pueblos está en la educación. Y no solo por lo que esta juventud puede hacer en el futuro por el cambio de su país. Estos chicos y chicas tienen una influencia enorme en sus familias. Imaginad un chico de padres analfabetos con un hijo en la universidad. Lo que este hijo dice en casa tiene mucha fuerza y puede ser un motor de cambio importante».

Fotos

Vídeos