El presupuesto de Acción Social crece hasta los 27,5 millones con un 11,46% más para AES

El departamento que encabeza la jeltzale San Román contratará en 2018 a tres trabajadores para reforzar la atención a los más necesitados

JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

El departamento de Acción Social que lidera Aitziber San Román dispondrá en 2018 de un presupuesto de 27,5 millones, lo que supone un incremento de un 1,85% respecto al pasado año. La delegada del PNV explica que los capítulos más importantes suben, lo que permitirá por ejemplo contratar a tres nuevos técnicos para reforzar la atención a los más necesitados y elevar un 11,46% la cantidad disponible para las Ayudas de Emergencia Social (AES).

La creación de tres nuevas plazas a lo largo de 2018 se suma a las dos plazas de 2017 -que todavía no han sido ocupadas- y elevará hasta 111 trabajadores la plantilla durante la presente legislatura. «Es una buena noticia porque podremos incrementar la intensidad de los servicios y llegar a más gente en menos tiempo», señala San Román, quien destaca los incrementos previstos en casi todos los programas en activo.

Es el caso del Gaueko Aterpea de Zorroaga, cuyo presupuesto sube un 20% para ofrecer cenas calientes -además de cama y techo- a las personas sin hogar, lo que a juicio de la concejala supone «un gran avance». El nuevo contrato para gestionar el servicio, a licitar en los próximos meses, incluirá la presencia de una persona adicional.

También habrá dos educadores de calle más para el programa de atención psicosocial a menores, mujeres y familias y se pondrá en marcha un taller para personas en riesgo de exclusión, de modo que puedan recuperar habilidades y facilitarles el acceso al mundo laboral.

El plan de prevención de la violencia machista en adolescentes verá aumentado su presupuesto en un 566% -la mayor subida del departamento- para extender a otros barrios la experiencia piloto realizada en Intxaurrondo.

En la promoción a personas mayores, el programa Plus 55 crece un 13,65% para poner a disposición de los usuarios la oferta cultural y deportiva de la ciudad. La ayuda técnica en los hogares del jubilado sube un 27,91% para mejorar la atención a los socios y «ser una verdadera antena».

Menos inversión

En el apartado de subvenciones, habrá más de un millón de euros para las necesidades de las familias más desfavorecidas, 700.000 euros para organizar diferentes actividades en los hogares del jubilado, un 16,67% más que en 2017, y 2,4 millones para las AES. San Román recuerda que los dos últimos años las solicitudes de estas ayudas se mantienen sin cambios.

En el capítulo de inversiones, el pasado año se destinó más dinero, pero habrá 400.800 euros para el centro de servicios sociales de Egia, entre otros, 500.000 euros para mejoras en el Hestia (centro de día para personas en situación de exclusión social) y 775.000 euros para diversas obras en los hogares del jubilado. En total, 1,6 millones de euros.

En resumen y por grandes áreas de actuación, la atención a las personas mayores acapara 12,2 millones (un 44,52% del presupuesto), los centros de servicios sociales se llevan 4 millones (14,56%), las necesidades económicas de las familias 3,6 millones (13,41%), la protección a menores en situación de riesgo 3,1 millones (11,36%) y la atención a las personas sin hogar, 3,1 millones (11,31%).

«Tenemos muy definido qué es lo que debe hacer este departamento, vamos un poco más allá de lo que nos exige la ley y nuestra apuesta es mejorar aquellos servicios que ya prestamos», concluye San Román.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos