La posibilidad lejana de ubicarla en Pío XII

La pretensión del Ayuntamiento de trasladar la casa de cultura de Amara a las dependencias de la Subdelegación del Gobierno en Pío XII parecen lejanas, según señalaron fuentes municipales. Es un objetivo del gobierno municipal, planteado por el PSE desde la campaña electoral de 2011 y asumido por el ejecutivo de Goia desde el comienzo de la legislatura, no solo para albergar la casa de cultura sino para que el edificio pueda ser la futura sede del distrito Centro-Sur de la ciudad. El alcalde instó a su grupo en el Congreso de los Diputados a incluir este objetivo en la negociación presupuestaria con el Gobierno de Mariano Rajoy, pero la intención se quedó en agua de borrajas. El Estado, propietario de la parcela, quiere mantener este edificio para la propia Subdelegación del Gobierno y para otras dependencias de la Administración General del Estado. O al menos así ha sido hasta ahora. Se desconoce de momento si el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez podría transformar esta demanda municipal en una negociación. En el barrio de Amara se ha formado una plataforma vecinal que busca presionar en favor de este objetivo. Sus promotores han recogido ya 700 firmas y se plantean realizar movilizaciones en el último año de la legislatura para que el asunto no se olvide en la campaña de las municipales del año que viene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos