El Pleno revive el debate sobre la idoneidad de recuperar el proyecto de pasarela de Monpas

La sesión plenaria de ayer fue la última del verano, ya que la siguiente no se convocará hasta el último jueves de septiembre .
La sesión plenaria de ayer fue la última del verano, ya que la siguiente no se convocará hasta el último jueves de septiembre . / FOTOS USOZ

La corporación aprueba pedir a Madrid que incluya la obra otra vez en sus Presupuestos. La moción salió adelante con los votos a favor de PNV y PSE, mientras que EH Bildu e Irabazi votaron en contra y el PP se abstuvo

DANI SORIAZUSAN SEBASTIÁN

Los ecos de viejas discusiones resonaron durante el Pleno celebrado ayer en el Ayuntamiento. La petición que hicieron PNV y PSE al Gobierno central para que recupere una partida presupuestaria para construir la pasarela de Monpas resucitó las posiciones encontradas de los partidos políticos sobre este asunto, divididas entre los que están a favor, los que rechazan el proyecto, como EH Bildu e Irabazi, y los que, como el PP, no lo ven con malos ojos pero creen que hay otras prioridades.

Los votos de los dos socios de gobierno fueron suficientes para aprobar la moción que insta a Madrid a que se replantee la posibilidad de incluir en los próximos Presupuestos Generales del Estado los cerca de diez millones de euros que sí que aprobó en 2011 para su construcción y que el anterior gobierno liderado por Bildu rechazó. Aquel proyecto contemplaba un paseo de 700 metros de longitud entre Sagüés y Monpas, que iría despegado de los acantilados entre 8-10 metros y avanzaría a 18 metros de altura media sobre el nivel del mar.

El alcalde, Eneko Goia, reconoció que «siempre es una mala noticia que una inversión prevista se pierda». El portavoz del PSE, Ernesto Gasco, aseguró por su parte que «las ciudades mejoran si el espacio público avanza» y puso como ejemplo de ello la construcción del Paseo Nuevo a comienzos del siglo pasado. Además, apeló al «clima político de entendimiento, más distendido y eficaz» actual, en alusión a la estrecha relación que mantienen jeltzales y populares en el Congreso de los Diputados en el ámbito de negociación de las cuentas estatales del próximo año.

Pero el debate estaba servido y se formuló prácticamente en los mismos términos en los que se movía hace casi una década, es decir, con argumentos en contra basado en el impacto ambiental de la obra y por destinar dinero público a este fin y no a otros «más necesarios».

EH Bildu e Irabazi votaron en contra de la moción. La portavoz de esta última formación, Amaia Martín, fue la primera en mostrar su rechazo a retomar este proyecto, al que tildó de «despropósito» y de «derroche de fondos públicos», y pregunto a ver «quién pagaría las reparaciones y mantenimiento de la estructura» y cuál es su sentido «cuando los temporales van a ser más frecuentes debido al cambio climático».

EH Bildu, por su parte, mantuvo el discurso que abanderó durante la legislatura pasada, totalmente contraria a la construcción de esta pasarela. «Se trata de una zona protegida, declarada en 2013 como zona especial de conservación por la Unión Europea», señaló el edil Ricardo Burutaran, quien añadió que «se acabó la época de las obras faraónicas».

El Partido Popular, por su parte, se abstuvo en la votación de la moción, al considerar que la propuesta no tenía lugar puesto que uno de los partidos proponentes, el PSE, no ha aprobado en Madrid el techo de gasto propuesto por el Gobierno de Rajoy y, por tanto, «no va a permitir que salgan adelante las cuentas en las que se debería incluir esta partida». Así lo expresó la portavoz de la formación, Miren Albistur, quien matizó que si la propuesta saliera adelante su grupo «no pondría ninguna objeción», aunque considera que «se podrían hacer muchas cosas más prioritarias para los donostiarras».

«Quienes dicen que la obra artificializa la zona, que vayan allí y noten la marca de lo que fue: una cantera» Eneko Goia, Alcalde

«Es una muy buena oportunidad, hay que aprovechar el buen clima de entendimiento» Ernesto Gasco, Portavoz PSE

«Es un área protegida, declarada como zona especial de protección por la Unión Europea» Ricardo Burutaran, Portavoz EH Bildu

«Si sale adelante no nos opondremos, aunque creemos que la ciudad tiene otras prioridades» Miren Albistur, Portavoz PP

«Es un despropósito, ¿quién se encargará de pagar el mantenimiento de la estructura?» Amaia Martín, Portavoz Irabazi

Argumentos ecologistas

Los argumentos ecologistas y económicos de Irabazi y EH Bildu no tardaron en obtener respuesta. Así, Eneko Goia criticó a aquellos que aseguran que el proyecto supone «una artificialización de este espacio» y les animó a que vayan a verlo «porque notarán la marca de lo que fue: una cantera». Asimismo, también les invitó a visitar el parque nacional de Las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real, «que tendrá uno de los mayores grados de protección, pero que para visitarlo se accede por una pasarela». Y a Burutaran le recordó que el PNV «consigue cosas en el Congreso».

Gasco por su parte recordó que el proyecto de la pasarela de Monpas contaba con una declaración de impacto medioambiental aprobada por el Gobierno central, que contemplaba toda la normativa europea, «aunque seguramente el señor Burutaran sabe más que el propio Ministerio», apuntó Gasco con ironía. A la portavoz de Irabazi le recordó que «una pasarela volada» no tendría por qué verse afectada por los temporales.

Más

Fotos

Vídeos