El Pleno aprueba hoy una subida de un 2% para la kirol txartela y un 3% para los cursillos

Pleno en el Ayuntamiento de San Sebastián./ Mikel Fraile
Pleno en el Ayuntamiento de San Sebastián. / Mikel Fraile

El incremento de las kirol ekintzak por encima del IPC se debe al nuevo contrato de monitores

AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

El año que viene la kirol txartela subirá un 2% y los cursillos deportivos del Patronato se incrementarán un 3%. Estos precios se aprobarán hoy en el Pleno ordinario del Ayuntamiento. El concejal de Deportes, Martin Ibabe (PNV) explicó que si bien el abono anual de Donostia Kirola aumentará en la misma proporción que la inflación prevista para 2018, las kirol ekintzak costarán un poco más por el cambio del contrato de los monitores que obliga al Ayuntamiento a destinar un 15% más de dinero a este capítulo.

El ejercicio de la actividad deportiva es un servicio público subvencionado al considerarlo algo de «interés general». Donostia Kirola tendrá el año que viene un presupuesto de de 17.057.422 euros, con el que afrontará el conjunto de gastos que supone mantener la actividad en todas sus instalaciones deportivas. De esta cantidad, los usuarios de los polideportivos solo pagarán con sus cuotas 8 millones de euros, el 47% del total de los gastos. Si a ello le sumamos los 2,3 millones del capítulo de inversiones, el grado de autofinanciación del Patronato de Deportes alcanza el 63% del total de los gastos. «Tenemos que generar unos ingresos suficientes para costear los servicios que ofrecemos en la mayor proporción posible porque así nos lo marca la ley y nuestro propio plan estratégico», indicó el concejal.

De esta forma, se han subido un 2% las cuotas de abonado porque «es esa la inflación prevista para el año 2018» y los costes tenderán al alza en esa proporción. La kirol txartela de adulto quedará en 198,9 euros anuales (hoy 195), la familiar será de 341,7 euros (hoy 335), la de un menor ascenderá a 80,15 euros (ahora 78,6), y un joven pagará 124,7 euros (este año 122,25). La kirol txartela social se mantendrá sin incrementos y el pago se realizará en una única cuota anual, lo que evitará «un gran papeleo a los trabajadores y engorrosos trámites a los usuarios». El dictamen que hoy aprobará el Pleno recoge una exención del pago de la cuota de entrada para los residentes en el barrio de Altza que hubieran causado baja desde el 16 de noviembre de 2016 (cuando se cerró el polideportivo para su derribo) y quieran volver a abonarse al nuevo gimnasio.

Tendrán descuentos las familias monoparentales que cumplan las condiciones establecidas, y estarán exentos del precio de la entrada a las instalaciones los menores de 5 años, los escolares de categorías benjamín y alevín para las actividades del programa de Deporte Escolar, y los alumnos que asistan a las actividades de educación física de primaria y secundaria de sus colegios.

Ibabe subrayó que el cambio del contrato de los monitores, que conlleva «mejoras laborales» para este colectivo, supondrá un incremento de los gastos para el Ayuntamiento del 15%. «Es por ello que repercutimos algo más en el precio de las kirol ekintzak que pagarán los usuarios, que aumentarán el año que viene un 3%».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos