Piruetas sobre las olas a bordo de un kayak

Varios componentes del RCNSS durante el Campeonato de Kayak Surf celebrado en Zarautz. / RCNSS
Varios componentes del RCNSS durante el Campeonato de Kayak Surf celebrado en Zarautz. / RCNSS

La sección de kayak surf del Real Club Náutico de San Sebastián forma a dos docenas de alumnos que disfrutan sobre el agua con la piragua

Imanol Lizasoain
IMANOL LIZASOAIN SAN SEBASTIÁN.

No solo surfean las olas, también realizan piruetas en el agua. Si han pensado en el surf, se habrán equivocado de deporte. Tampoco habrán acertado si se les ha pasado por la cabeza el windsurf o el stand up paddle. Uno de los deportes de moda de este próximo verano será el kayak surf, una disciplina que tiene su origen en los rescates que practicaban los socorristas a diferentes bañistas utilizando estas embarcaciones.

Por suerte para nosotros los donostiarras, la ciudad goza de unos cuantos clubes donde poder practicar este deporte. Es el caso de el Real Club Náutico de San Sebastián, un icono de nuestra ciudad. Situado en un rincón privilegiado, a lo largo de sus más de cien años de historia ha sido un referente de las actividades náuticas como la vela, el buceo, la pesca de altura y el piragüismo.

Edu Etxeberria es, junto a Ibon Agirrezabala, el técnico del club donostiarra. Quién mejor que él para desgranarnos las actividades que realizan durante el año y conocer más de cerca este deporte en auge. «Tenemos cerca de 30 alumnos, desde los 10 años hasta los 27 y son tanto chicas como chicos y realizamos cursillos de promoción en varias ikastolas de Donostia para captar nuevos alumnos. Tratamos de organizar cada uno de los grupos por edades, aunque en ocasiones nos vemos obligados a fijarnos en el nivel de cada uno. Desde la escuela tenemos dos dinámicas distintas de trabajo. La primera, son los cursillos de iniciación, que a su vez están divididos en tres campañas (primavera, verano y otoño). Por otro lado, tenemos nuestro propio equipo profesional con el que entrenamos cuatro días a la semana y con el que en ocasiones nos desplazamos a otras ciudades para competir en algún que otro torneo».

«En ocasiones nos desplazamos hasta Portugal o Francia para competir en torneos de renombre»

Como ocurre en la mayoría de los deportes náuticos, Etxeberria y Agirrezabala dependen en gran medida de las condiciones de la mar para la práctica de los cursillos. «Ha sido una primavera fantástica. Hemos tenido más grupos que nunca y la meteorología ha ayudado mucho. Solamente hemos tenido que cancelar un día de clases por el temporal. Además, tenemos la ventaja de salir desde el puerto, donde las aguas están mucho más calmadas. También salimos con una lancha neumática de seguridad, lo que nos proporciona muchísima seguridad en caso de mala mar».

En cuanto a las competiciones, participan en el circuito vasco (Mundaka, Bakio, Lekeitio, Zarautz y Donostia) y la Copa Ibérica (Galicia y Portugal). Los viajes los suelen hacer en una furgoneta de nueve plazas, dos técnicos y siete alumnos. «Nuestro equipo está compuesto por un total de 29 piragüistas. Normalmente han sido alumnos durante un cursillo de verano y finalmente optan por seguir con nosotros durante el año. Por lo general, durante el periodo estival, los entrenamientos quedan cancelados, aunque sí que nos desplazamos a Portugal o a Francia para competir en torneos de renombre. Pero nuestro principal objetivo en verano es centramos en enseñar a los más txikis y en captar nuevos alumnos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos