Bajada histórica de la tasa de natalidad en San Sebastián

Eneko Goia, ayer durante la presentación de los datos demográficos del padrón./I.A.Gráfico
Eneko Goia, ayer durante la presentación de los datos demográficos del padrón. / I.A.

La tasa de natalidad baja por primera vez del 7 por mil y ya hay dos mayores de 65 años por cada menor de 15 | La web municipal ofrece una vasta información demográfica gracias a la aplicación Donostia Data que ilustra el progresivo envejecimiento de la ciudad

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA

El Ayuntamiento de San Sebastián amplía el volumen de información que ofrece a la ciudadanía desde la web municipal. La digitalización de los datos de la población se antoja como un instrumento clave para trazar políticas fundamentadas en datos reales. Así nació la aplicación Donostia Data que desde ayer ofrece interesantes y actualizados datos demográficos de la ciudad y sus barrios. Dos de ellos son la estabilización de la cifra de habitantes en torno a las 186.000 personas y su progresivo envejecimiento: 2017 fue el año con la tasa de natalidad más baja de la historia (6,95 nacimientos por cada 1.000 habitantes) y el de mayor índice de envejecimiento: 1,88 personas mayores de 65 años en relación a los menores de 15 años.

El alcalde, Eneko Goia, explicó ayer durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local que la web municipal «recoge ya los datos y los indicadores demográficos del padrón en su última actualización, que pueden ser consultados de forma abierta y descargados tanto a nivel del conjunto de la ciudad como, de forma más detallada, por barrios».

El regidor destacó que la población donostiarra «se mantiene en una línea de estabilidad en la última década, si bien se detecta un progresivo envejecimiento de la población y un estancamiento de los índices de natalidad».

La edad media de la ciudad es de 45,71 años, tres más que hace quince años

La población de la ciudad a 31 de diciembre de 2017 era de 186.667 personas, con una variación de apenas el 0,16% sobre el año anterior. El municipio ha variado muy poco el tamaño de su población en la última década, aunque se aprecia un crecimiento en los últimos 15 años (2002) cuando el padrón era de 181.874 personas (un 2,5% inferior).

Diferencia de género

Con el envejecimiento de la población y, en concreto, con la mayor esperanza de vida del colectivo femenino se produce una mayor distancia en la proporción de hombres y mujeres, que ya está en el 53/47%. Si en el tramo de 60 a 65 años hay un 15% más de mujeres que de hombres, en el tramo de 85 a 90 años las mujeres más que doblan a los varones (3.386 frente a 1.536). Uno de los datos que ilustra el envejecimiento es la edad media de la población que sigue subiendo y ya se sitúa en 45,71 años. En el año 2002 era del 42,52 años.

Otro de los datos que explica que Donostia se va haciendo irremediablemente mayor es que la tasa de natalidad bajó en 2017 por primera vez por debajo de 7 nacimientos por cada 1.000 habitantes. En concreto se situó en el 6,95, cuando en el año 2002 la tasa era del 8,42.

Otro parámetro que demuestra la progresiva distorsión de la pirámide de población de San Sebastián es la proporción de mayores de 65 años respecto a los menores de 15 años. Es lo que se conoce como índice de envejecimiento. La ciudad ya ha escalado hasta 1,88 en este indicador, cuando hace solo quince años el índice era de 1,61.

La pirámide

Pero la mejor forma de ver gráficamente la estructura de la población es componiendo lo que se conoce como pirámide poblacional. Esta figura se forma a base de peldaños de mayor o menor longitud en función de la cantidad de personas que haya en cada tramo de edad. Así, un gráfico con forma de árbol de navidad o pirámide corresponderá a una sociedad con muchos niños y gente joven en relación a la población de mayor edad. La gráfica donostiarra muestra que «la pirámide es más un champiñón», según señaló Goia.

El 7,1% de la población es extranjera, entre los que destacan los hondureños

Esto es así porque nacen muy pocos niños, la natalidad es baja, y como la esperanza de vida crece, 'engorda' por la parte superior asemejándose a un hongo. Los datos que ya se pueden contemplar en la web informan también del tamaño de los barrios y su evolución con el paso del tiempo. Amara Berri es con diferencia la zona de la ciudad más poblada con 30.261 habitantes, seguido del Centro con 21.834 personas y Altza con 20.318. Los barrios con menos residentes son Igeldo (1.071 habitantes) y Zubieta (289).

Población extranjera

La base de datos también aporta información sobre la población extranjera que reside en la ciudad y que ya supone un 7,1% del total. Son 13.173 personas provenientes de 131 países diferentes, entre las que destacan los oriundos de Honduras (1.737) y Nicaragua (1.440), a mucha distancia de los nacidos en Marruecos (864), Italia (632), Colombia (548) y Rumania (541). La proporción de extranjeros que residen en San Sebastián se estabilizó a partir de los años 2010-11. Pero las cifras actuales triplican a los residentes de otros países que vivían en la ciudad en el año 2002 (3.865 personas) y entre los que destacaban los procedentes de Ecuador. Así como en otras zonas la mano de obra extranjera es fundamentalmente masculina, en San Sebastián son más numerosas las mujeres (54,04%).

Eneko Goia explicó que disponer de una radiografía certera de nuestra población, de su tendencia y su evolución «nos ayudará en la toma de decisiones a la hora de realizar la planificación estratégica de la ciudad y nos permitirá ordenar los recursos disponibles».

Conforme esta herramienta vaya almacenando y procesando más datos permitirá a los diferentes departamentos municipales «disponer de una información muy completa, profunda y de mucho valor» que ayudará a adoptar decisiones fundamentadas en la realidad social, bien sea en el ámbito político o técnico.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos