Unos pioneros con sede en Txara I

Simposio sobre tratamiento anticoagulante, dirigido a profesionales sanitarios, que se celebró en junio del pasado año, en el Aquarium./
Simposio sobre tratamiento anticoagulante, dirigido a profesionales sanitarios, que se celebró en junio del pasado año, en el Aquarium.

Celebra hoy el Día del Autocoagulado, con una conferencia de la neuróloga Patricia de la Riva en el colegio Claret, a las 18:00 horas La asociación de anticoagulados, Agiac, realiza un proyecto de autocontrol innovador a nivel estatal

CRISTINA TURRAUSAN SEBASTIÁN.

La Asociación de Anticoagulados de Gipuzkoa (Agiac), con sede en el edificio de Txara I, es innovadora y pionera. Ha puesto en marcha una actividad original a nivel nacional y de amplio reconocimiento, el autocontrol, explica Silvino Diaz, responsable de Organización y Desarrollo en la asociación. «A raíz de un estudio del doctor Eduardo Tamayo, en el ámbito de la OSI de Donostia, se pudo establecer que todas las personas pueden ser capacitadas para hacerse el autocontrol del INR, que mide y dosifica el anticoagulante».

Se trata de una opción alternativa al sistema habitual de controles realizados en el centro de salud. Para dar a conocer estos avances Agiac celebra hoy el Día del Anticoagulado. Será con una charla impartida por la doctora Patricia de la Riva, neuróloga del Departamento de Ictus del Hospital Universitario Donostia, que hablará sobre el ictus, en el colegio Claret-Corazón de María, a las 18 horas, con entrada libre.

Agiac acoge a unos 400 asociados, 250 de ellos de San Sebastián y el resto, de la provincia. El paciente anticoagulado sufre una enfermedad crónica. «Es un proceso que se produce en los vasos sanguíneos, por el que la sangre se licúa demasiado o no se licúa lo suficiente», explica el doctor Eduardo Tamayo. «Con el autocontrol se puede saber cómo está la sangre del paciente. Es un proceso como el que realiza el diabético. Con un autocontrol que se realiza de forma semanal sabemos cuánto Sintrom, medicamento anticoagulante, tiene que tomar el paciente».

El proceso de formación para realizar el autocontrol es corto y es la asociación la que aporta el material que se usa en casa. Hay un cuadro médico disponible para resolver las dudas que surgen a los pacientes que lo realizan.

Están contentos con la celebración de la jornada de hoy. «Nos permitirá difundir el conocimiento y la importancia de la anticoagulación y del trabajo de nuestra asociación en favor del autocontrol, una actividad original a nivel nacional y de amplio reconocimiento», asegura Silvino Diaz.

Era el año 2013 y el doctor Eduardo Tamayo, en el ámbito de la OSI de Donosti, dirigía un estudio científico sobre una población de 333 personas anticoaguladas, con el objetivo de evaluar la eficacia del autocontrol por parte del paciente del INR (medición y dosificación de anticoagulante) como opción alternativa al sistema habitual de controles realizados en el centro de salud.

El estudio determinó que todas las personas pueden ser capacitadas para hacerse el autocontrol del INR, independientemente de la edad, sexo, etc. Se incluyeron a los cuidadores como capacitantes para el autocontrol de las personas dependientes. «Vimos que el autocontrol es una buena herramienta para la gestión del INR», dice el doctor Tamayo. «Se logra estar mejor controlado y se descarga a los servicios públicos de salud de esa tarea. Además se mejora la calidad de vida del paciente, evitando desplazamientos».

JORNADA INFORMATIVA

Hoy
A las 18 horas, en el colegio Claret-Corazón de María, la neuróloga Patricia de la Riva, del Hospital Universitario Donostia, hablará sobre el ictus.
Autocuidado
En la jornada se dará a conocer el trabajo de Agiac en relación con el autocuidado.
Mensaje
En el folleto que ha editado la asociación y que repartirán en la jornada se explica que 'el autocontrol puede mejorar tu calidad de vida y la de tus familiares. Te explicamos cómo'.

El autocontrol del INR, es un proceso mejorado del sistema habitual de gestión del mismo. Se soporta en una capacitación del paciente, formándolo de forma exhaustiva, tanto teórica como práctica, exponen. «Se le dota de recursos y medios técnicos para hacerse la medición del INR (coagulómetro, tiras reactivas y tablas de dosificación), se le habilita para el acceso a plataformas informáticas en las que introducir los datos resultantes del control, se le retroalimenta de forma periódica con la evolución de sus mediciones, y se le apoya con la opción de comunicarse, en cualquier momento, con el médico que supervisa dichos controles».

Con el autocontrol, el paciente «se empodera de forma importante en la gestión de su proceso anticoagulante, ya que lo mide y dosifica y todo ello, en su domicilio». Se logra con ello adquirir un mayor conocimiento y sensibilización sobre el proceso de su enfermedad y se reducen los riesgos de hemorragias o procesos tromboembólicos como el ictus.

El proceso de autocontrol es supervisado diariamente por el servicio médico. «Responden a las llamadas recibidas, a los mensajes que el paciente envía o responden ante las alarmas del propio sistema por incumplimiento o por rebasar los límites aceptables de control».

El 3% de la población

La anticoagulación es un tratamiento preventivo, prescrito médicamente a pacientes con diversas patologías, comúnmente relacionados con malfunciones de origen cardiovascular. Afecta a una parte muy importante de la población. En España se estima que cerca de un millón de personas están tratadas de una disfunción que se incrementa anualmente en más de un 10%

En Euskadi son 50.000 personas las tratadas y en Gipuzkoa, unas 15.000, lo que supone que entre el 2 y el 3% de la población está afectada por el tratamiento anticoagulante. «Por afectar a una parte muy significativa de la población, adquiere especial relevancia poner el foco en nuestra salud», dicen desde la asociación. «El problema se agudiza por el progresivo incremento medio de la edad de la población. La alimentación, el estrés, y el ritmo de vida también influyen».

Hoy celebrarán su día. En el folleto que hoy repartirán preguntan: '¿Estás en tratamiento con Sintrom? ¿Verdad que es complicado vivir con él? Todo el mundo nos asusta, nos prohibe, nos advierte... Pero, en cambio, ¡es posible vivir tranquilo con el Sintrom! Muchos 'sintroneros' nos hemos juntado para poder hacerlo. ¡Nos podemos ayudar y nuestra vida mejorará en calidad y en salud!'

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos