Piden que el Gobierno Vasco se mantenga dentro del consorcio del Palacio Miramar

DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

El futuro uso del Palacio Miramar volvió a centrar parte del debate del Pleno de ayer. Todos los partidos políticos coincidieron en la necesidad de que el Gobierno Vasco se mantenga dentro del consorcio que gestiona el edificio, junto al Ayuntamiento y la Diputación. El alcalde Eneko Goia aseguró que el gobierno municipal está haciendo «esfuerzos» para que el ejecutivo de Vitoria siga contribuyendo en el mantenimiento del palacio, aunque «entiende» que para el ello «necesite saber cuál es el proyecto que va a albergar el edificio». En opinión de EH Bildu, «el Gobierno Vasco se huele que llega el momento de hacer una inversión y cuando hay que apoquinar decide irse». Por su parte, el PP criticó que «después de tantos años» y «sabiendo desde hace tiempo que Musikene se iba» sea ahora cuando se plantee el futuro del edificio.

Un reciente informe elaborado por el Consejo de Administración del Kursaal señalaba que se podría instalar un hotel y un restaurante en el inmueble para garantizar su viabilidad, ya que el Palacio Miramar supone un coste anual cercano a los 210.000 euros. «No se me caen los anillos por decir que hay determinadas hipótesis», señaló Goia, en relación a otros dos estudios encargados para analizar el futuro del inmueble. EH Bildu e Irabazi mostraron su rechazo a «privatizar» este espacio, mientras que el Partido Popular, mediante una moción que se aprobó por unanimidad, pidió una solución «consensuada» contando con todos los grupos políticos «y acorde al carácter de máxima protección con el que cuenta el Palacio y su entorno y su condición de bien público».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos