Piden 4 años para un acusado de estafar 48.320 euros a una amiga

La engañó para que solicitara un crédito hipotecario y le prestara dinero para un negocio de georadares

AGENCIAS

La Fiscalía de Gipuzkoa pide cuatro años de cárcel para un hombre acusado de estafar 48.320 euros a una amiga a la que presuntamente engañó para que solicitara un crédito hipotecario y le prestara dinero para un negocio de georadares, a raíz de lo cual la víctima estuvo a punto de perder su piso.

Según el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que hoy ha tenido acceso EFE, los hechos, que serán juzgados próximamente en la Audiencia de Gipuzkoa, sucedieron en enero de 2014, cuando el procesado aprovechó la amistad que le unía a la perjudicada para presuntamente «obtener un beneficio ilícito involucrándola en una inversión »relacionada con los georadares« que estaba proyectando.

«Alegando dificultares económicas», prosigue el documento, el inculpado persuadió a la mujer para que suscribiera un préstamo con garantía hipotecaria por un importe de 30.000 euros sobre la vivienda de la que ella es coopropietaria «con la promesa» de devolverle el dinero «sin perjuicio alguno para ella».

De esta manera, la perjudicada solicitó el préstamo a una empresa que «añadió a la operación unos costes de intermediación financiera de 6.000 euros», lo que, «unido a la provisión de gastos de notaría, tramitación y registro, elevó el total del capital a 37.500 euros» que «debía satisfacerse en un plazo de dos años con un interés del 14 % anual, una circunstancia que situó el coste total de la operación en 48.320 euros.

Una vez obtenido el préstamo por parte de la víctima, el acusado le solicitó que le realizara tres transferencias por un importe total de 12.900 euros a la cuenta de su madre, quien «no consta que tuviera conocimiento de la ilicitud de estos hechos», y que el resto se lo entregara en metálico.

El documento de la Fiscalía aclara que,«tras obtener la totalidad del dinero», el inculpado no realizó «gestión alguna» relacionada con el negocio que le sirvió de excusa para la presunta estafa, «ni ha devuelto cantidad alguna» a la afectada «poniéndola en grave riesgo de perder el inmueble por no poder hacer frente al pago del crédito».

El Ministerio Público considera que estos hechos son constitutivos de un delito de estafa agravada por la entidad del perjuicio y la situación económica de la víctima, por el que reclama que se impongan al hombre cuatro años de prisión y que indemnice a la mujer con 48.320 euros más los intereses y actualizaciones correspondientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos