PSE y PNV pedirán a Madrid que recupere el proyecto de la pasarela de Monpas

Una de las imágenes que se presentaron junto al proyecto en 2008 y que ilustra cómo quedaría la pasarela de Monpas.

Solicitarán al Gobierno central nuevas partidas presupuestarias en 2018 para su construcción

DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

La construcción de una pasarela desde Sagüés hasta la punta de Monpas fue uno de los proyectos estrella de la última legislatura de Odón Elorza como alcalde. El proyecto, no obstante, quedó aparcado en un cajón con la llegada de Bildu al gobierno municipal. Ahora, casi cinco años después, PNV y PSE -los dos socios que ostentan el poder en el Ayuntamiento- vuelven a recuperar el proyecto, como ya anunciaron cuando arrancaron la legislatura en su pacto de gobernabilidad. En el Pleno del próximo día 20 aprobarán una moción conjunta a iniciativa del grupo socialista en la que, según señala el portavoz del PSE, Ernesto Gasco, se solicitará al Gobierno central «que incluya en el próximo proyecto de los Presupuestos Generales del Estado de 2018 la partida presupuestaria necesaria» para culminar su construcción.

El proyecto de ejecución de la pasarela de Monpas, diseñado por el arquitecto Fernando Ruiz Lacasa, contemplaba un paseo volado de 700 metros de longitud entre Sagüés y Monpas, que iría despegado de los acantilados entre 8-10 metros y avanzaría a 18 metros de altura media sobre el nivel del mar. El proyecto llegó a ser licitado y adjudicado en el año 2011 a la empresa Ferrovial, quien lo llevaría a cabo por 9,2 millones de euros. Su construcción iba a ser costeada íntegramente por el Gobierno central, tras haber recibido el visto bueno del ministerio de Medio Ambiente.

No obstante, el relevo en el gobierno municipal ese mismo año con la llegada de Bildu y su negativa a realizar la obra dejó sin efecto los acuerdos alcanzados. En 2012, el partido del entonces alcalde Juan Karlos Izagirre anunció su no definitivo, alegando que los gastos de mantenimiento de la pasarela serían excesivos y que el proyecto visado por Madrid, con una declaración positiva de impacto ambiental, minusvaloraba la afección que el paseo tendría sobre las aves. Ese no significaba la pérdida de esos más de nueve millones.

El socialista y antiguo alcalde de Donostia, Odón Elorza, intentó sin éxito en 2015 reactivar el proyecto y las partidas presupuestarias previstas, aprovechando su posición como diputado en el Congreso de los Diputados. En esta nueva ocasión, el gobierno municipal podría tener mayor suerte, al estar el PNV negociando en Madrid el techo de gasto para el proyecto de Presupuestos de 2018, con una posición muy favorable dada la actual aritmética parlamentaria.

Impacto ambiental

El Ministerio de Medio Ambiente dio el visto bueno al proyecto y elaboró una Declaración de Impacto Ambiental con 24 medidas protectoras para minimizar el impacto de la instalación, trece condiciones para el desarrollo de las obras y más de una decena de especificaciones para el seguimiento ambiental una vez esté abierta al público la pasarela. Entre las medidas que proponían estaban las de colocar urinarios y un merendero en la explanada de Sagüés, abogaba por el cierre nocturno de este acceso y condicionaba el programa de obra según los meses del año para no dañar la floración de especies protegidas y la nidificación de las aves.

Fotos

Vídeos