Un paseo para descubrir Grankanto

En la excursión se descubrirán las sorprendentes formas del litoral de Jaizkibel./
En la excursión se descubrirán las sorprendentes formas del litoral de Jaizkibel.

El Club Vasco de Camping propone para mañana una excursión al litoral del Jaizkibel. Se verán la 'ola pétrea' o el 'ave con las alas desplegadas', parajes secretos de la costa

GORKA LARRUMBIDE SAN SEBASTIÁN.

Mañana domingo el Club Vasco de Camping invita a los ciudadanos a una excursión interpretativa para descubrir la formación Grankanto, una de las más relevantes e interesantes del litoral del monte Jaizkibel. La 'Ola pétrea' (Jesús Mª Alquézar, guía de la marcha) o 'El ave con sus alas desplegadas' (Victor Hugo en su libro 'Los Pirineos' de 1843), con sus diferentes filigranas en su escarpadura, producto de la erosión de millones de años, son dos de los grandes atractivo de la travesía circular.

El litoral del monte Jaizkibel es un museo natural al aire libre, amenazado con la destrucción si se llevara a efecto el proyecto demoledor de dársena portuaria exterior, actualmente paralizado. Sí, está protegido, pero en su parte terrestre (red Europa natura 2000). «Es necesario lograr la marítima, reserva natural y total y ampliación del geoparque de la Costa Vasca. Para ello es necesario conocer y valorar esta obra maestra de los litorales europeos, para apoyar la conservación y protección de lo que debe ser patrimonio natural de la humanidad, explica Jesús Mª Alquézar, apasionado de los litorales y especialista de Jaizkibel, entre otros.

Los grandes extractos rocosos del Jaizkibel se formaron en los fondos del mar y emergieron hace 40 millones de años, formando un escenario natural mágico y hasta lunático, la joya de los litorales, que une Pasai Donibane con Hondarribia en un itinerario de 21 kms y actualmente objeto de deseo de los aficionados para intimar con el. En esta ocasión se fraternizará con las extravagantes y sorprendentes geoformas de Grankanto (motivo para los fotógrafos) con alveolos, nichos, concavidades y formas subesféricas, arcos y ventanas entre copas, cubetas y pilares en relieve, producto de la arenización localizada de la roca. «Es una excursión espectáculo y fantasía, corta pero intensa, mañanera, sin desperdicio, que no dejará indiferente a nadie», apunta Alquézar.

Los interesados se darán cita a las 9,30 horas en el aparcamiento de la 'cantina Jaizkibel' (señalizada), situada en el km 4,650 del puerto del Jaizkibel, por la vertiente de Lezo, para iniciar la marcha hasta encontrarse frente a la gran 'Ola pétrea' que parece abalanzarse sobre el excursionista, envolviéndole, en uno de los parajes más desconocidos, increíbles e incomparables del litoral.

Bien guiados por el Vasco de Camping y sus guías responsables, se aproximarán por las ruinas de los caseríos Kabite, Londres y Bonazaitze para perder altura hasta los acantilados y llegar a este accidente geológico caprichoso, grande y severo que el sol colorea, pasando desde el ocre al rojo y amarillo, según las luces que reciba. Se recorre de izquierda a derecha en su totalidad. Lo que guarda celosamente en su pared asombra y emociona.

El sendero en balcón se acerca a la desembocadura de la erreka, cuyas aguas forman cascada hacia el mar y se asciende fuerte por el espolón Sanjuanarri. Los valles y acantilados volverán a sucederse para sorpresa del explorador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos