El parking de La Concha abrirá un nuevo acceso para residentes

La futura entrada para residentes estará en la Avenida y se accederá desde la parada de taxis./A. M.
La futura entrada para residentes estará en la Avenida y se accederá desde la parada de taxis. / A. M.

La concejala jeltzale Arana explica que la obra correrá a cargo de la empresa concesionaria y deberá estar terminada antes del próximo verano

JORGE F. MENDIOLASAN SEBASTIÁN.

El verano de 2018 llegará con mejoras para el parking de La Concha. El Ayuntamiento ha dado instrucciones a la empresa que gestiona el aparcamiento para que abra un nuevo acceso para residentes, una reiterada demanda de los vecinos del Centro que estacionan sus vehículos bajo la plaza de Cervantes.

La entrada estará en la Avenida y será de uso exclusivo para usuarios autorizados, según anuncia la concejala de Movilidad, Pilar Arana. Las obras consistirán en la habilitación de un paso con barrera automática en el carril de los taxis que desemboque en la actual rampa de bajada. Los conductores del servicio de rotación deberán ceder el paso a los residentes, que gracias a esta intervención podrán ahorrarse las colas que se forman sobre todo en temporada alta.

La delegada del PNV advierte de que los «mayores problemas» para los residentes se registran cuando los parkings están saturados. «Y cuando eso ocurre, siempre hay agentes de Movilidad para impedir el paso y evitar que, en el caso de La Concha, la cola llegue hasta la calle Easo». La actuación de los agentes permitirá a los residentes alcanzar sin esperas el carril que les conducirá a la futura barrera y entrar al aparcamiento subterráneo de forma directa.

«Lo notarán, sobre todo en julio y agosto, cuando se registran las mayores congestiones», afirma

Arana asegura que esta fue una de las primeras peticiones que recibió tras su nombramiento como responsable de Movilidad. La propuesta consistía en la construcción de una rampa solo para residentes, pero esta opción se ha descartado por su elevado coste. La edil jeltzale se muestra convencida de que la solución elegida gustará al vecindario: «Sé que no todos comparten la idea y algunos preferían otra cosa, pero al menos ayuda y es mejor que nada».

El Ayuntamiento ha contrastado el proyecto con la dirección del hotel de Londres y su valoración ha sido «muy positiva», según afirma Arana, quien confía en que la creación del nuevo acceso exclusivo sirva para agilizar la entrada al parking a los clientes. «Lo notarán, sobre todo en los meses de julio y agosto, que es cuando se registran las mayores congestiones».

Un posible efecto secundario beneficioso de la medida es que haga «más atractivas» las plazas para residentes que hay a la venta en la cuarta planta -alrededor de ochenta- y que no han encontrado comprador en estos años. Las obras deberán comenzar antes del verano. Al ser una intervención menor, el plazo de ejecución será corto y el presupuesto, reducido y a cargo de la empresa concesionaria.

Más tiempo y dinero costará la otra gran actuación prevista en el parking de La Concha: la eliminación de las rejillas de ventilación que tantos accidentes de moto han provocado en el cruce de la Avenida con la calle Urbieta. Tras descartar otras alternativas y al ser independientes las dos rejillas (una es de entrada y otra de salida de aire), Movilidad apuesta por eliminar la triangular y trasladar unos metros la otra, hasta la acera. Con ello se consigue «un resultado óptimo» sin necesidad de cambiar el contrato del parking ni de eliminar ninguna plaza y con una reducción de gasto a la mitad respecto a otras opciones, cuenta Arana.

En primavera se eliminarán las peligrosas rejillas de ventilación del cruce con Urbieta

El Ayuntamiento enviará un requerimiento al titular de la concesión, paso previo al inicio de los trabajos sobre el terreno. Para minimizar las afecciones al tráfico en superficie, la obra se realizará «desde abajo» y tendrá una duración de unas cinco semanas. Para que todo esté listo en verano, será clave empezar «sí o sí» el 1 de abril, advierte la concejala de Movilidad.

Plaza de Zaragoza

El gobierno municipal continua entretanto en conversaciones con los hoteleros promotores del proyecto de parking subterráneo de la plaza de Zaragoza. Tras descartar la inclusión de plazas para rotación, el consistorio les ha solicitado que readapten la propuesta y la ajusten a las «necesidades reales» de sus establecimientos.

En estos momentos las partes negocian el canon municipal a abonar en caso de que el aparcamiento subterráneo termine construyéndose. En los cálculos económicos, los hoteleros tampoco podrán contemplar plazas para residentes.

Fotos

Vídeos