El parking de caravanas de Berio absorbe a duras penas la alta demanda de estacionamiento

Un usuario se acerca a una de las caravanas aparcadas en Berio./LUSA
Un usuario se acerca a una de las caravanas aparcadas en Berio. / LUSA

La edil de Movilidad, Pilar Arana (PNV), explica que la ocupación en vacaciones alcanza la práctica totalidad de las plazas que se ofertan

DANI SORIAZUSAN SEBASTIÁN.

No son pocos los donostiarras que, cuando llegan periodos vacacionales, se quejan de la excesiva presencia de caravanas y autocaravanas aparcadas en la vía pública, ocupando varios espacios de estacionamiento. Su presencia en días de Semana Santa o verano ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años, al compás del incremento de las cifras de visitantes que llegan a San Sebastián.

Se nota en la calle y se nota también en los registros del parking público de caravanas de la ciudad, situado en Berio. De ellos se desprende que entre junio y septiembre del año pasado la media de ocupación alcanza el 93%, y no son pocos los días (47 de esos 122 que abarca el periodo) en los que las 44 plazas que aquí se ofertan se llenaron por completo. Ante esta situación en la que se antoja imposible absorber toda la demanda existente, no es de extrañar que muchos de estos vehículos se vean en la obligación de aparcar en otros puntos de la ciudad.

Uso del parking de caravans de Berio

Servicios
44 plazas junto al aparcamiento de universidades, con servicios de iluminación, toma de agua y un punto ecológico de tratamiento de residuos.
Precio
Se calcula por día. En temporada estival (del 01/06 al 30/09) el coste es de 7,60&euro y el resto del año (del 01/10 al 31/05) es de 3,30&euro.
Usos
Aproximadamente, el 90% de los usuarios estaciona para un único día. El periodo máximo de estancia en este párking llega a los tres días.
Ocupación
La media en 2017 entre junio y septiembre fue del 93%. En 47 de los 122 días que abarca este periodo se alcanzó el máximo de ocupación.
Procedencia
El 27,2% de las caravanas tenían matrícula española, el 24,97% francesa y el 47,83% otra procedencia extranjera.

La concejala de Movilidad, Pilar Arana, señala que son cifras que se acercan a las registradas en 2016, mientras que en 2015 la ocupación media en ese periodo fue del 88%, sólo cinco puntos menor, pero que denota esa senda ascendente que se experimenta en la demanda de aparcamiento.

El mes del año pasado que menor ocupación tuvo el parking fue el de enero, con una media del 38,6% de las plazas llenas, seguido de diciembre (39,7%). En los dos últimos años, es a partir del mes de mayo cuando se empieza a superar el 80% de la capacidad de este parking.

Respecto al perfil del usuario, el 27,2% de los vehículos que dejaron aquí su vehículo tenían matrícula española, el 24,97% francesa y el 47,83% restante tenía procedencia de otros países del extranjero. Arana apunta que aproximadamente el 90% de todos los usuarios estaciona sólo para un día y que el periodo máximo de estancia llega a los tres días.

Camping en Oriamendi

El de Berio no es el único parking de caravanas, también se ofertan otras plazas en los cámpings de Igeldo e Igara. Pero a todas luces se antojan insuficientes vista la demanda. Por ello, el Ayuntamiento aprobó el año pasado el plan especial que permitirá construir un camping exclusivo para caravanas en el entorno de los viveros de Oriamendi.

Será un camping de segunda categoría -como un 'dos estrellas' en una categoría de cuatro niveles-, con unas 132 parcelas descubiertas para estos vehículos. Contará con servicios como recepción, servicios higiénicos, botiquín y sala de primeros auxilios, custodia de efectos de valor, lavaderos para la ropa y fregaderos, servicio de supermercado o máquinas expendedoras, bar y sala de ocio.

Aunque las previsiones apuntaban a este verano como fecha para su puesta en marcha, los diferentes trámites administrativos han retrasado los permisos y no permitirán su apertura para esta época estival.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos