Las obras del nuevo campo de fútbol y parque en Lau-Haizeta arrancarán a principios de 2019

El Ayuntamiento ya ha escriturado los terrenos afectados por el proyecto tras comprárselos a Kutxabank por cerca de un millón de euros

JORGE F. MENDIOLASAN SEBASTIÁN.

El Ayuntamiento ya es titular de las parcelas de Lau-Haizeta en las que proyecta construir un campo de fútbol y un parque periurbano que ampliará el existente, entre otros equipamientos públicos. Ha pagado casi un millón de euros a Harri Iparra -entidad perteneciente a Kutxabank- y con la propiedad en la mano ahora puede poner en marcha los trámites para impulsar las obras.

Según fuentes municipales consultadas por este periódico, entre la redacción del proyecto básico y los trámites de licitación por concurso, los trabajos sobre el terreno no podrán arrancar hasta dentro de ocho meses en el mejor de los casos, es decir, a principios de 2019.

Como ya avanzó en diciembre el alcalde, Eneko Goia, el ámbito afectado se denomina Merkear y ocupa una superficie de 143.000 metros cuadrados al este del centro comercial Garbera, entre el caserío Marrus y los tableros de la Variante.

Los datos

Campos
Habrá dos. Uno será reglamentario y el otro, de fútbol 7. Contarán con graderío, vestuarios, aseos y bar.
Aparcamiento
Entre 50 y 80 plazas junto al futuro edificio que albergará el centro de información del parque y otros servicios.
Huertas
Serán públicas, por concesión y para uso de particulares y centros educativos.

Donde hoy hay algunas plantaciones clandestinas y depósitos de tierras, el nuevo planeamiento prevé una actuación integral con un campo de fútbol reglamentario -que sustituirá al de Herrera- y otro de fútbol 7 con graderío, zonas de entrenamiento e iluminación.

El Plan Especial de Ordenación Urbana, en fase de tramitación, contempla además un edificio que albergará los servicios auxiliares de los campos, como los vestuarios para jugadores y árbitros, aseos, oficina, sala de reuniones, txoko, bar, botiquín, taquillas... Se propone una edificabilidad de 400 metros cuadrados, con un máximo de tres plantas semienterradas. Esta construcción será asimismo centro de información y acogida del parque de Lau-Haizeta, con servicio de bar-restaurante. En su entorno se dibujarán recorridos peatonales con áreas de estancia, juegos infantiles y de adultos y zonas verdes.

En la puerta habrá aparcamientos para bicicletas y entre 50 y 80 plazas de automóvil, con un diseño adaptado al entorno rural. En cuanto al transporte público, el planeamiento establece la colocación de una parada de autobús urbano cercana al acceso al recinto deportivo, en la calle Lau-Haizeta, por donde actualmente ya circulan los autobuses.

Vías peatonales y ciclistas

Los peatones y ciclistas disfrutarán de itinerarios de estreno que permitirán conectar el parque con los ámbitos limítrofes, incluyendo la recuperación del antiguo camino desde Molinao y la prolongación del bidegorri del camino de Putzueta -que llega hasta el fuerte de San Marcos-, con una nueva acera separada por una franja de vegetación.

La intervención se completará con la eliminación de las huertas desordenadas existentes y los puestos de caza, la recuperación de la regata Merkear y de la vegetación de sus márgenes y la regeneración ambiental de la zona ocupada por el relleno de obras, al norte de la parcela, junto a la GI-20. El Ayuntamiento procederá también a regenerar el aspecto de abandono del área que permanecerá sin urbanizar mediante labores de limpieza y la plantación de árboles y arbustos autóctonos.

El concejal del PNV Ibabe explica que el futuro recinto deportivo sustituirá al viejo campo de Herrera

El proyecto se desarrolla sobre 143.000 m2 e incluye un centro de información, parking y huertas públicas

Las futuras huertas públicas funcionarán en régimen de concesión para uso de particulares y centros educativos y contarán con un pequeño local de apoyo que pueda contener servicios como aseos, taquillas, almacén para herramientas...

La construcción de este nuevo campo de fútbol es una prioridad para Donostia Kirola, no en vano la instalación de Herrera a la que viene a sustituir es inadecuada para el servicio que presta y la intensidad de uso que soporta. «Es un campo que está deteriorado y tiene una accesibilidad complicada», recuerda el delegado de Deportes, Martin Ibabe, quien asegura que el futuro recinto deportivo de Lau-Haizeta estará en una parcela que cumplirá la normativa de accesibilidad y que será «más atractiva para los vecinos y más segura para los niños». De este modo, el campo dejaría de «dar la espalda a la demanda de infraestructuras deportivas de los usuarios», argumenta el edil del PNV. Las principales quejas en Herrera son «falta de seguridad y salubridad» en gradas, vestuarios, duchas, lavabos, paredes y techos. La solución a estos problemas está cada vez más cerca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos