Las obras del District Heating de Txomin arrancarán en los próximos seis meses

Fotomontaje del futuro centro de producción de energía sostenible, District Heating.
Fotomontaje del futuro centro de producción de energía sostenible, District Heating.

La central energética que abastecerá de calefacción y servicio de agua caliente a los vecinos del futuro barrio estará en marcha a finales del próximo año

DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

El District Heating, el centro de producción de energía que abastecerá de los servicios de agua caliente y calefacción a los vecinos del futuro Txomin Enea, dio ayer un paso más en su camino a ser una realidad. La Junta de Gobierno Local acordó conceder la licencia para su construcción, por lo que las obras para levantar esta infraestructura arrancarán en los próximos seis meses. El plazo para ejecutar la obra está estimado en 13 meses por lo que, si nada se tuerce por el camino, se mantiene finales de 2018 como fecha para su puesta en marcha. Justo a tiempo para la entrada de los primeros vecinos.

El nuevo barrio donostiarra será el primero en contar con este sistema, capaz de generar energía sostenible para sus habitantes a un menor precio. Concretamente, entre un 10 y un 15% inferior a lo que se le cobra hoy en día por estos servicios a cualquier vecino de la ciudad. Y no sólo eso, sino que también esta central energética será capaz de reducir en un 80% las emisiones de CO2 que se generarían en este nuevo ámbito municipal. Según señala el concejal de Desarrollo e Impulso Económico, Ernesto Gasco, será «una experiencia que no existe en otros lugares, y una de las de mayor envergadura a nivel de Euskadi».

El proyecto se inició en 2009 y el pasado mes de marzo fue adjudicado a la UTE conformada por Ferrovial Servicios S.A. y Tecnocontrol Servicios S.A. El desarrollo del mismo se llevará a cabo mediante un contrato de colaboración público-privada con la adjudicataria. Ello permitirá que el Ayuntamiento, a través de la Sociedad de Fomento, sea el titular del servicio District Heating y el que fijará las condiciones y los precios de explotación del mismo. Y por su parte, la UTE será la que producirá y gestionará esa energía y cobrará a los vecinos de Txomin por los servicios de calefacción y agua caliente prestados.

Permitirá reducir en un 80% las emisiones de CO2 y rebajar el precio a los vecinos

El Ayuntamiento financiará la ejecución del edificio y las instalaciones térmicas del sistema District Heating por un importe de 2.886.541 euros. Por su parte, la adjudicataria abonará al consistorio 1.045.000 euros en concepto de renta anticipada por la cesión del uso de todos los elementos necesarios para el cumplimiento del contrato durante la vigencia del mismo, que será de 15 años una vez que el edificio esté terminado y en funcionamiento.

A partir de entonces, la adjudicataria tiene un plazo de 13 meses y medio para terminar la obra. Lo que fija en finales de 2018 la culminación del proyecto y la puesta en marcha del District Heating. Por esas fechas se espera la entrada de los primeros vecinos que estrenarán el nuevo 'eco-barrio' de la ciudad.

El edificio que albergará el sistema District Heating estará ubicado en una parcela de titularidad municipal, situada junto a la cárcel de Martutene. La clave de su funcionamiento se encuentra en la red de tuberías que discurren bajo tierra, por lo que contar con un barrio que parte de cero facilita la incorporación de ese gran entramado soterrado. Toda esa red subterránea conectará cada una de las viviendas de los distintos bloques con el generador central.

Consumo monitorizado

El District Heating dará servicio a un total de 900 familias que se trasladarán a las viviendas construidas en la primera fase y, una vez que se proceda al traslado definitivo de la cárcel de Martutene, se abordará la segunda etapa del proyecto con la edificación de otras 400 viviendas que se sumarán a esta herramienta de autoabastecimiento eléctrico.

Por otro lado, los nuevos vecinos contarán con una plataforma informática que monitorizará los consumos y permitirá regular de forma individual cada sistema de calefacción, que posteriormente podrá consultarse online. Así se evitarán tener que llamar a la central y podrán controlar el gasto mensual o incluso diario que se vaya realizando.

Además, los futuros inquilinos tampoco deberán hacerse cargo de los gastos de mantenimiento, averías o reposición de los equipos, ya que esas cuestiones correrán a cargo de la UTE que ha resultado adjudicataria. Igualmente beneficiada saldrá la empresa promotora de las viviendas, al ver reducida la inversión que deberán realizar para completar los requisitos del código técnico de edificación, porque el District Heating ya se encarga de cubrir ese sistema.

Fotos

Vídeos