Obligan a pagar un euro por utilizar los aseos de San Martin si no se es cliente

Donostiarras y veraneantes acuden con frecuencia a los servicios del mercado, hasta hace poco gratuitos./
Donostiarras y veraneantes acuden con frecuencia a los servicios del mercado, hasta hace poco gratuitos.

La empresa alega que lo hace para mejorar el servicio y que el dinero se destinará a la unidad oncológica pediátrica del Hospital de Donostia

GARAZI REZABAL SAN SEBASTIÁN.

En esta vida casi todo tiene un precio, utilizar los baños situados en la planta baja del mercado de San Martín también. Desde el jueves de la semana pasada todos los usuarios que quieran acceder a los servicios situados al lado de las escaleras mecánicas deben mostrar un ticket de compra de cualquier tienda del establecimiento, puesto o parking. Y, en caso de no disponer de uno, se debe pagar un euro por la entrada. La medida, según apuntan los responsables, se utiliza para ofrecer un mejor servicio a los clientes y explican que el dinero recaudado se destina íntegramente a la campaña 'ThePinkForce', cuyo objetivo es recaudar fondos que permitan renovar y redecorar la unidad de oncología pediátrica 'Piratenea' del Hospital de Donostia.

Muchos de los clientes habituales de este mercado opinan que es una media positiva. «A nosotros nos parece una decisión necesaria y muy buena», comentan Ángeles y Toni, matrimonio donostiarra que acude con frecuencia a San Martin. «Además, desde siempre ha sido un servicio solo para clientes. Hacen bien en aumentar la vigilancia y exigir un donativo» dicen. Por su parte, Mikel, cordobés que viene a Donostia cada verano a casa de su amona y va casi a diario al mercado a hacer los recados, opina que «es una medida lógica y, además, si es con un fin benéfico, bienvenida». Eso sí, añade: «Un euro me parece un tanto excesivo. Podrían obligar a la gente a donar algo, pero que sean ellos que decidan con cuanto contribuir a la causa».

El arrasatearra Josetxu, que cada agosto se instala en la ciudad para disfrutar del verano, cree que «es una medida muy positiva. Los baños están siempre limpios, y el buen servicio tiene un coste». Por su parte, Olga y Carlos, dicen que «es una iniciativa que va acorde con el 2017». Esta pareja donostiarra asegura que «en toda Europa se paga por utilizar un servicio higiénico. Nos parece algo positivo, pero vemos un grave problema. Antes, muchos venían aquí precisamente porque era gratis, y ahora puede que por no pagar un euro nos meen en las calles».

«Queremos dar un buen servicio, y con la saturación que había era difícil», dice la empresa

No todos la aprueban

Aun así, no todos han abrazado esta nueva medida. Hay quien se queja y la califica como injusta. Anamari, madre de Pedro, de cuatro años, explica que «si me obligan a pagar un euro cada vez que mi hijo o yo tengamos una urgencia me molesta, aunque me parezca una buena causa».

A Julen, de Hondarribia, tampoco le ha gustado mucho la nueva norma y le parece «indignante tener que pagar por utilizar un baño que debería ser público». La donostiarra Marta está de su lado: «Orinar es una necesidad vital. Si lo haces en la calle te multan, por lo que deberían de poner facilidades y dejar de privatizar los pocos baños públicos que disponemos en la ciudad», y añade que «no estoy en contra de que el dinero se done, pero creo que una donación no debería de ser una imposición».

Los responsables del mercado San Martin entienden que la medida haya molestado a algunos. «Sí, son servicios públicos, pero se sitúan en una propiedad privada. Nuestro principal prioridad es ofrecer al cliente un buen servicio, y con la saturación que tenían los baños últimamente, debíamos poner un tipo de control. Por este motivo, la gerencia ha tomado esta decisión», explica un responsable de la empresa, que no sabe si la medida se mantendrá para siempre o si será temporal.

En cualquier caso, defiende que todos los beneficios, «que no son pocos», obtenidos con la nueva norma se destinarán íntegramente a la campaña solidaria antes mencionada. La iniciativa ha sido puesta en marcha por San Sebastián Turismo&Convention Bureau y Aspanogi, la Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Gipuzkoa, y el mercado San Martin también es parte de ella.

Fotos

Vídeos