La nueva ordenanza limitará el número de pisos turísticos por portal y barrio

Los pisos vacacionales, utilizados por una amplia tipología de turistas, se verán regulados con la nueva ordenanza./SARA SANTOS
Los pisos vacacionales, utilizados por una amplia tipología de turistas, se verán regulados con la nueva ordenanza. / SARA SANTOS

Su ubicación en la primera planta tendrá «preferencia» pero no será un requisito obligatorio. La Parte Vieja será declarada zona saturada así como los barrios con más del 30% de su suelo ocupado por alguna actividad económica

DANI SORIAZUSAN SEBASTIÁN.

La nueva ordenanza municipal que pondrá coto a la proliferación de apartamentos turísticos en la ciudad está a punto de ver la luz. El próximo 29 de agosto está prevista su aprobación en la Junta de Gobierno Local y , entonces, se podrán conocer todos los detalles de esta norma que busca reducir a un 10-15% el número de apartamentos vacacionales, frente al 30% que se calcula suponen en la actualidad.

El nuevo ordenamiento establecerá, por una parte, que este tipo de alojamientos deberán ser considerados como una actividad económica más. Y por otra, limitará la cantidad de estos pisos en la Parte Vieja, Centro, Gros y el paseo de Francia. Aunque la regulación para cada uno de estos barrios podría tener diferentes matices y especificidades, desde fuentes municipales se apunta que, como norma general, se establecerá un máximo de 250 metros cuadrados ocupados por actividades económicas para cada portal o comunidad de vecinos. Por lo que si en un edificio ya se supera ese límite no se podrá abrir ningún nuevo negocio, incluidos estos apartamentos.

En donde sí que parece que el Ayuntamiento podría ser más flexible es en la limitación de la primera planta como única opción para albergar un piso vacacional. Según señaló ayer el alcalde, Eneko Goia, aunque la preferencia para su ubicación seguirá siendo el primer piso, «se considerará más importante la limitación de la cantidad de alojamientos por comunidad». Este aspecto supondrá un alivio para todos aquellos propietarios de viviendas destinadas al sector turístico y que ya se han dado de alta en el registro puesto en marcha por el Gobierno Vasco pero que no cumplen con esta condición. En cualquier caso, hasta que la ordenanza no entre en vigor no se podrá saber cuál de estas actividades podrá seguir en marcha y cual no.

Por otra parte, la Parte Vieja será declarada como zona saturada de actividad comercial, en base a la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que también se contempla. Con este cambio se pretende que ningún espacio urbano residencial tenga más de un tercio de su suelo ocupado para actividades económicas, «y garantizar así la calidad de vida de los vecinos», apunta por su parte el concejal de Turismo, Ernesto Gasco.

Se plantean tres áreas con base en el mapa de concentración de pisos vacacionales

El 29 de agosto se aprobará la nueva ordenanza en la Junta de Gobierno Local

En rueda de prensa, Goia recordó que el consistorio donostiarra lleva más de un año trabajando «en base a datos» para regular este fenómeno que «ha conocido un desarrollo bastante importante en los últimos años, pero del que no teníamos una fotografía hasta el 2016». En este sentido, apuntó a la necesidad de sacar adelante esta ordenanza, que con toda probabilidad estará en vigor el verano que viene, para abordar un fenómeno que podría tener una incidencia negativa en la ciudad.

Distintas regulaciones

La nueva ordenanza plantea dividir el municipio en tres áreas -en base al mapa de concentración de pisos turísticos elaborado a principios de año por el departamento de Urbanismo- para establecer distintas regulaciones para cada una. Así, se plantea una primera zona que comprende la Parte Vieja, donde hay un alto volumen de pisos turísticos. Una segunda área que comprende la zona centro, Gros y el paseo de Francia, en Egia, donde también hay un volumen considerable y con una alta demanda. Y por último, se plantea otro tipo de regulación para el resto de ciudad «en la que no se observaba una alta demanda» y hay margen de crecimiento.

Goia avanzó ayer que la nueva ordenanza «está prácticamente terminada» y será presentada el próximo 29 de agosto. El alcalde aseguró que el documento podía haber sido aprobado el próximo día 16, pero explicó que ha decidido no hacerlo porque «ésta es una reflexión que tiene que ser abordada de forma seria, como lo ha sido hasta ahora, en base a datos, en base a conocimiento del fenómeno y de qué implicaciones tiene. Y no en base a sensaciones, urgencias o prisas». En este sentido, añadió que su deseo es que el debate sobre esta cuestión se haga en periodo hábil para poder « regular con un mínimo de rigor y seriedad, si lo que queremos es dar una respuesta adecuada a lo que es ese fenómeno».

Quejas en lo Viejo

Eneko Goia, por otra parte, expresó su respeto a las críticas hechas públicas por la Asociación de Vecinos de la Parte Vieja el pasado miércoles sobre la situación que vive esta parte de la ciudad con el turismo, aunque consideró que «no se corresponden con la realidad» porque el Ayuntamiento «toma medidas concretas y trabaja intensamente para la identificación de todos los problemas y la búsqueda de soluciones».

La nueva ordenanza

Plan General
Se modifica para declarar zona saturada la Parte Vieja y aquellas zonas con más del 30% de su suelo ocupado por negocios.
Límite de pisos
Se establece un máximo de de 250 metros cuadrados ocupados para actividades económicas por portal.
Primera planta
No se plantea como condición indispensable para instalar un piso turístico, ya que se dará más importancia al límite por la cantidad .

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos