Cuatro horas para instalar una cúpula de 5 toneladas en Donostia

El remate de la restauración del edificio de Laboral Kutxa en San Sebastián se realizó durante la madrugada del viernes

MAIALEN APARICIOSan Sebastián

Una calle cortada, una gran grúa, algunos curiosos y una cúpula de cinco toneladas de peso. Mientras el Festival de Jazz inauguraba su 52º edición con la exhibición en La Zurriola del espectáculo 'Poem of a Cell', a unos metros de allí, operarios donostiarras trabajaban duro durante la madrugada del jueves al viernes para que el edificio de Laboral Kutxa de la Avenida de la Libertad de Donostia dispusiera de su nueva cúpula, que remata la restauración de un edificio señorial que luce ahora totalmente reformado.

La izada del elemento fue un espectáculo. Un torreón, compuesto por dos piezas que van ensambladas, de 4,5 metros de ancho, 9,5 metros de alto y cinco toneladas de peso, elevado a las alturas. Únicamente la parte alta del pináculo, realizada en pizarra, ya pesa más de una tonelada.

El camión que trasladaba la cúpula llegó al edificio de Laboral Kutxa sobre las 00.15 horas y en poco más de cuatro horas se colocaron las dos piezas en su sitio.

La empresa responsable del ensamblaje explica que «por seguridad, todo el ensamblaje se realiza en taller. Es más rápido y cómodo». De este modo, los operarios pueden colocar el pináculo en el menor tiempo posible y con la seguridad de que ningún peatón puede resultar herido.

«La parte más compleja de todo el proceso no ha sido la izada, sino introducir el pináculo en la ciudad», apuntan los responsables de la compañía. Debido a sus dimensiones y peso, la cúpula tuvo que ser introducida con ciudado por las calles que previamente habían sido cortadas.

Fotos

Vídeos