La nueva campaña de bacheado actuará en 14 calles y rotondas

Calle mal asfaltada en Donostia. /Lusa
Calle mal asfaltada en Donostia. / Lusa

El Ayuntamiento invertirá 900.000 euros de los presupuestos de este 2018 en la mejora del asfalto de la ciudad

Dani Soriazu
DANI SORIAZUSAN SEBASTIÁN.

El Ayuntamiento se ha tomado muy en serio la tarea de reparar el asfalto de las calles de la ciudad que están en peor estado. Cuando apenas hace unas semanas que se ha completado la campaña de bacheado correspondiente al presupuesto de 2017, el gobierno municipal se ha propuesto que el dinero destinado a este fin en las cuentas de este año se pueda aplicar lo antes posible. Por ello, la Junta de Gobierno Local tiene previsto aprobar este próximo martes su nuevo plan de aglomerado, con un presupuesto que roza los 900.000 euros.

Según destacó el teniente de alcalde, Ernesto Gasco, se asfaltarán con un total de 14 calles y rotondas y que muchas de ellas soportan tránsitos de autobuses y vehículos pesados que deterioran su estado. Asimismo, anunció que el objetivo es dar máxima prioridad a esta campaña para poder adjudicar los trabajos en otoño y que estos puedan empezar antes de que acabe el año.

Actuaciones

Diurnas
Paseo Pío Baroja (7 días), paseo de Errondo (en dos tramos, 14 días), calle Maestro Arbós (5 días), Pasaje de Alkolea (3 días), calle Aldakonea (7 días), Paseo de Berio (5 días), paseo del Padre Orcolaga (4 días), calle Bertsolari Txirrita (3 días) y calle José María Salaberria (6 días).
Nocturnas
En la rotonda de Ondarreta (10 días), plaza Aita Donostia (8 días), paseo de Francia (5 días) y la calle Egia (10 días).
Tipo de trabajos
De refuerzo, extendiendo una capa de asfalto, o de saneo, actuando más en profundidad.

Las actuaciones contempladas comprenden calles como el paseo Pío Baroja, entre el acceso de la calle Isturin y la rotonda junto al Palacio de Miramar (7 días de obras); el paseo de Errondo, entre la rotonda de Podavines y la intersección de subida Alto de Errondo (6 días) y entre el acceso a Easo-Urbieta y la rotonda de Morlans (8 días); la calle Maestro Arbós entera (5 días); la calle Pasaje de Alkolea, entre la calle Egia y el acceso a la estación de Iberdrola (3 días).

También se actuará en la calle Aldakonea, entre Virgen del Carmen y la Avenida Ametzagaina (7 días); el paseo de Berio (5 días); el paseo Padre Orcolaga, entre la glorieta de Ventas de Iturrieta y camino de Txalin; la calle Bertsolari Txirrita (3 días) y la calle José María Salaberria, entre Pedro Manuel Collado y Podavines (6 días).

Todas estas actuaciones se llevarán a cabo en horario diurno. Las otras cuatro operaciones restantes se desarrollarán en horario nocturno. Serán la que se llevarán a cabo en la rotonda de Ondarreta, enmarcada por el acceso a la Avenida Zumalakarregi, la calle Matia y la embocadura del túnel de Ondarreta (10 días); también se trabajará de noche en el asfaltado de la plaza Aita Donostia (8 días); en el Paseo de Francia, entre el viaducto de Iztueta y el hotel Terminus (5 días) y en la calle Egia, entre Duque de Mandas y las calles Alkolea y Ametzagaina (10 días).

Dependiendo del estado de la calzada se realizarán tratamientos de refuerzo, extendiendo una capa de asfalto de cinco centímetros de espesor, o de saneo, que consiste en una labor previa de fresado de 5 centímetros, el relleno del tramo fresado y el refuerzo con otra capa. Se calcula que los trabajos tendrán una duración de 16 semanas, dependiendo siempre de las condiciones meteorológicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos