Una noria de 45 metros de altura se colocará en el acceso al mercado de Navidad de San Sebastián

La atracción del paseo de Francia será similar a la instalada en el puerto de Marsella./
La atracción del paseo de Francia será similar a la instalada en el puerto de Marsella.

El paseo de Francia completará el ambiente de las casetas, la pista de trineo y la iluminación en el río con esta instalación, según explicó Gasco (PSE)

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA

Una gran noria será el broche al novedoso mercado de Navidad que estrenará este año el paseo de Francia. Así lo aseguró ayer el concejal de Fomento, Ernesto Gasco (PSE), tras cerrarse un acuerdo con un proveedor francés de este tipo de instalaciones, muy solicitadas en estas fechas en el país galo.

La ribera derecha del río se va a transformar este año en un novedoso mercado de Navidad que incluirá una treintena de casetas de madera con variada oferta para regalar en estas fechas, arcos luminosos en los accesos por los puentes de María Cristina y Santa Catalina, una pista de trineo, una carpa de actividades, y una singular iluminación sobre el río. La Concejalía de Fomento llevaba tiempo intentando completar estos atractivos con una noria como la que se puede ver en numerosos mercados de Navidad de todo Europa y no fue hasta ayer cuando se cerró el acuerdo con una empresa francesa. Este tipo de instalaciones son habituales en los mercados del país vecino y «no ha sido fácil traerse una para nuestra ciudad», indicó Gasco. Responsables técnicos y políticos de Festak y de los departamentos de Fomento y Mantenimiento analizaron ayer cuáles podían ser los mejores emplazamientos para esta gran estructura, que hará las delicias de pequeños, jóvenes y no tan jóvenes.

Las dimensiones de la noria obligan a barajar dos posibles ubicaciones. Una en la plazoleta final del paseo de Francia, frente a la entrada de la Estación del Norte, y otra en la parte inicial de este paseo, junto al puente Santa Catalina. El edil explicó que la noria será similar a la que tiene Marsella en la explanada de su viejo puerto y por sus dimensiones tarda 10 días en montarse. La decisión final sobre la ubicación exacta se adoptará mañana. El concejal de Fiestas, Alfonso Gurpegui, informó que el precio del viaje en la noria será de 3,5 euros.

Apertura el 4 de diciembre

El mercadillo arrancará el 4 de diciembre, fecha en la que se encenderán las luces de Navidad. Treinta casetas colocadas en línea en paralelo al río abrirán sus puertas con oferta muy variada, desde la gastronomía a los regalos, con propuestas muy vinculadas a las fiestas de Navidad. Entre los expositores se incluirá un puesto de la Asociación Belenística de Gipuzkoa, habrá artesanía local, puestos de alimentación, food trucks, juguetes artesanales de madera y no faltarán los diseñadores locales de moda.

El acceso a la zona del mercadillo estará indicado con un arco luminoso, tanto en el extremo que dará a la plaza de Euskadi (puente Santa Catalina) como en el lindará con la estación de autobuses (puente María Cristina). Otra de las novedades será la colocación de una pista de trineo que hará las delicias de los más pequeños. La instalación se ubicará a mitad del paseo de Francia y tendrá unas dimensiones de 25 metros de largo y 6,5 metros de anchura.

En la plazoleta frente a la Estación del Norte se ubicará una gran carpa de 10 metros de lado para el desarrollo de talleres y actividades variadas, en la que se programarán espectáculos y actuaciones musicales o de danza.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos