«Los niños no pueden jugar; está fatal»

La plaza de las Bateleras, en Buenavista, estrenará juegos infantiles en los próximos meses. / SARA SANTOS
La plaza de las Bateleras, en Buenavista, estrenará juegos infantiles en los próximos meses. / SARA SANTOS

El Ayuntamiento anuncia la instalación de un parque infantil en la plaza de las Bateleras, en Buenavista. Los vecinos aplauden la decisión y celebran que el gobierno municipal «se ha dado cuenta de que nos tiene abandonados»

JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

Los vecinos de Buenavista, en Altza, están de enhorabuena. Sus quejas al Ayuntamiento por la falta de juegos infantiles en la plaza de las Bateleras y el mal estado de conservación de los existentes en los cercanos parques de Casares y Berra Behea han obtenido respuesta.

El concejal de Vías Públicas, Miguel Ángel Díez, anunció en el Pleno la próxima instalación de juegos para niños en esta plaza, como demandan los habitantes del barrio, muchos de ellos parejas jóvenes con hijos pequeños. Hoy por hoy se ven obligados a marcharse hasta la vecina Pasaia para que sus niños puedan jugar sin pasar frío ni correr riesgos por el verdín, el óxido y las astillas, peligros a los que sí se enfrentan en los otros dos parques. «Es triste que tengamos que irnos al otro extremo de Pasai Antxo, pero aquí no se puede jugar; está todo fatal», se lamentan.

Díez explicó el pasado jueves en el Salón de Plenos que el nuevo parque infantil ocupará una superficie de 120 metros cuadrados en la plaza de las Bateleras y tendrá un presupuesto de casi 44.000 euros que calificó de «sustancioso». La obra debe salir aún a concurso público, como dicta la legalidad vigente, y las previsiones del departamento de Vías Públicas apuntan a que la adjudicación podría formalizarse «antes de final de año».

El socialista Díez prevé una inversión de casi 44.000 euros para un espacio de 120 m2

Los viejos columpios de Berra Behea y Casares serán retirados de forma definitiva

El delegado socialista admitió a preguntas del PP que a los vecinos -con los que sí se ha reunido para conocer sus demandas sobre el terreno- no se les han comunicado estas novedades, hecho que justificó por que «todavía no sabemos muy bien cómo va a quedar la instalación ya que serán las empresas licitadoras las que hagan sus propuestas de modelos y distribución de los columpios».

Díez avanzó también que este parque infantil sustituirá a los de Casares y Berra Behea, que según argumenta el concejal popular Txema Murguiondo «son poco utilizados por estar en zonas sombrías, con mucha humedad y poca luz y alejados del centro de la plaza, donde más visibilidad hay para que los padres puedan controlar a los niños, además de contar con algunos elementos en mal estado».

En efecto, los columpios de estos dos parques serán retirados porque se encuentran en una situación «deplorable», en palabras del propio Díez, responsable último de su mantenimiento. Tal es el estado de conservación en que se hallan que su destino no será la reutilización en otro espacio urbano, sino que «irán directamente a la basura», dijo el edil del PSE.

Para hacer frente a esta inversión, el gobierno municipal echará mano de la partida correspondiente al capítulo de sustitución y reparación de parques infantiles, fondo del que también saldrá el dinero para la renovación de los columpios de Alderdi Eder, los ubicados en la plazoleta cercana a José María Sert, en el Antiguo, y los de la plaza Alkiza de Melodi, ya ejecutados.

«Donostiarras somos todos»

En Buenavista han acogido la noticia con satisfacción y consideran que esta decisión del Ayuntamiento de atender sus reclamaciones demuestra que «se han dado cuenta de que nos tienen abandonados. Porque donostiarras somos todos, no solo los que viven en el Centro».

Así se lo hicieron saber a Díez cuando recorrió con ellos la plaza de las Bateleras y los parques adyacentes a los pocos días de aparecer sus quejas publicadas en este periódico, el pasado mes de marzo. «Aquella vez nos dijeron que estuviéramos tranquilos y que para Semana Santa o incluso antes tendríamos los columpios nuevos, pero no hemos vuelto a saber nada hasta ahora», relatan, al tiempo que confían en que en esta ocasión «realmente hagan algo» para solucionar el problema.

Cuentan que la visita del responsable de Vías Públicas vino precedida del arreglo de zonas verdes con una intensidad que no perciben se haya mantenido en el tiempo. Díez asegura que la limpieza de las jardineras se acomete «cada mes» y la eliminación de malas hierbas y especies invasoras, «cada tres meses». «Del talud se encargan ellos, tal y como acordamos», puntualiza.

Los vecinos le transmitieron que la plaza ofrece un espacio «mucho más amplio, soleado y adecuado» para las necesidades de los niños que los parques de Casares y Berra Behea. Según sus cálculos, los nuevos juegos infantiles de las Bateleras darán servicio a «más de cincuenta» menores y evitarán que tengan que trasladarse a Pasaia.

Fotos

Vídeos