Multan a hosteleros y comerciantes de la Parte Vieja por incumplir la norma de residuos

Los hosteleros no pueden depositar sus residuos en los contenedores de la Parte Vieja, al tener un sistema propio que los recoge en la puerta del local./MICHELENA
Los hosteleros no pueden depositar sus residuos en los contenedores de la Parte Vieja, al tener un sistema propio que los recoge en la puerta del local. / MICHELENA

El Ayuntamiento tramita 16 sanciones en una campaña que busca evitar los depósitos de basura irregulares. La mitad de las multas se han impuesto a titulares de actividades económicas que usan los contenedores de Aldamar, según explica el concejal Dominguez-Macaya (PNV)

AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

Es un irresuelto problema que el Ayuntamiento quiere atajar y no parece que exista otro modo más efectivo que con multas a los incumplidores. Las actividades económicas de la Parte Vieja tienen un sistema de recogida de la basura que la retira de la puerta de los establecimientos y no pueden, por tanto, utilizar los contenedores colocados en las calles para uso de los vecinos. Algunos hosteleros y comerciantes tratan de sortear las normas, bien por comodidad bien porque generan más basura de la que pueden guardar entre recogida y recogida, y utilizan estos puntos provocando la saturación de los mismos, cuando no problemas de limpieza en estas zonas. El concejal de Hacienda, Jaime Dominguez-Macaya (PNV), explicó que se tramitan 16 sanciones por estas malas prácticas detectadas en una investigación iniciada hace un mes.

La Parte Vieja, por sus especiales características residenciales, urbanísticas y por ser uno de los principales núcleos de ocio de la ciudad, registra problemas propios. Uno de ellos, polémico desde hace décadas, es el de la recogida de la basura. ¿Cómo organizar un sistema que sea efectivo para resolver las necesidades de los residentes y que dé salida a los problemas de comerciantes y hosteleros, en un espacio que es peatonal y en el que no se pueden meter grandes vehículos? El último intento por organizar el 'caos' se efectuó en hace tres años, con Bildu en el gobierno municipal, con la novedad de la introducción de la recogida selectiva de la materia orgánica, la desaparición de las bolsas de basura en los portales y la puesta en marcha para hosteleros y comerciantes de un nuevo horario de recogida de los diferentes tipos de residuos a la puerta de sus establecimientos, un sistema que ya venía de atrás.

Los métodos y las normas cambian, pero algunos problemas permanecen. La gran mayoría de comerciantes y hosteleros se atiene a las normas y a los horarios establecidos para sacar sus diferentes fracciones de residuos poco antes de que pasen los camiones correspondientes. Sin embargo, hay algunos titulares de negocios que ignoran las obligaciones de la ordenanza y llevan las bolsas que les sobran a los contenedores que están destinados solo para uso de los vecinos. Así, zonas como Aldamar, calle Mari, plaza Sarriegi o el Puerto, donde están ubicados estos grandes recipientes, registran habitualmente el aspecto de saturación o suciedad derivada de una incorrecta entrega.

Datos

Investigación
Impulsada por la Mancomunidad de San Marcos en coordinación con la Unidad de Control de las Ordenanzas Municipales (UCOM) de la Guardia Municipal.
Incumplimientos
Comerciantes y hosteleros no pueden depositar en la Parte Vieja residuos en los contenedores destinados a los vecinos. Deben esperar a su recogida a la puerta del establecimiento por el camión correspondiente en los horarios establecidos.
Sanciones
Las multas podrían alcanzar los 500 euros, incluso los 1.000 euros en caso de reiteración.

El Ayuntamiento quiere intentar atajar estas malas prácticas y ha impulsado en el último mes una investigación, en coordinación con la Mancomunidad de San Marcos y la Guardia Municipal (una de sus unidades, la UCOM, se dedica específicamente a controlar el cumplimiento de las ordenanzas municipales), que ha concluido con la tramitación de 16 sanciones, según explicó el concejal de Hacienda, Jaime Dominguez-Macaya.

«Extremar el celo»

La mitad de las multas se refieren a irregularidades detectadas en los contenedores de la calle Aldamar, cuatro tienen que ver con incumplimientos en la calle Mari, dos en las bocas de recogida neumática de Sarriegi y uno con los residuos en el Puerto. «Vamos a extremar el celo contra estas conductas que se desvían de lo que marca la norma y que están fuera de lugar», indicó el concejal de Hacienda.

La Mancomunidad de San Marcos y la Guardia Municipal han colaborado en la investigación

Las infracciones leves pueden ser multadas con 500 euros y las graves hasta con 1.000 euros

Aún se desconoce la cuantía de las multas, porque la tramitación administrativa no se ha completado, pero el edil explicó que las infracciones leves pueden alcanzar los 500 euros y las graves, que se pueden calificar así por reiteración de las leves, hasta los 1.000 euros. Las infracciones muy graves, que se refieren a conductas diferentes a las detectadas en esta investigación, tienen multas de una cuantía entre los 1.001 y los 3.000 euros en la Ordenanza Municipal de Recogida de Residuos Urbanos.

Más

Fotos

Vídeos