Movilidad utilizará cámaras y carteles luminosos para mejorar el tráfico

El departamento de Pilar Arana (PNV) estudia implantar estos sistemas como experiencia piloto a partir del año que viene

DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

El departamento de Movilidad confía en la tecnología como el mejor aliado posible para hacer frente a los problemas de tráfico que soporta la ciudad, sobre todo en verano. De hecho, la concejalía que dirige la jeltzale Pilar Arana estudia implantar cámaras que vigilen el flujo de vehículos e incluso paneles luminosos, como los que se pueden ver en las autopistas, para lanzar diferentes mensajes dinámicos. «Es necesario que la tecnología acompañe a los medios humanos de los que disponemos», asegura Arana, quien explica que la finalidad de estas herramientas es poder disponer de una mayor información en tiempo real sobre la situación del tráfico y poder lanzar mensajes más directos y rápidos a los conductores.

En este sentido, la edil señala que, a partir del año que viene, la intención de su departamento es la de instalar este tipo de sistemas en algún corredor de entrada a la ciudad como prueba piloto, aunque no se especifica en cual. No obstante, apunta que lo ideal sería su utilización en los puntos de entrada a la ciudad por el Antiguo o por Riberas de Loiola. Arana asegura que «en el paseo Bizkaia tenemos que ser capaces de controlar con cámaras las colas que se generan y, en función de ello, poner semáforos en rojo más tiempo hasta que se descongestione la situación». En los casos más complicados, los paneles luminosos podrían utilizarse para lanzar mensajes como «prohibido el paso» o «paso sólo para residentes». «Puedes avisar con mayor antelación, el conductor hace más caso y los agentes de movilidad pueden dedicarse a desviar los coches a parkings disuasorios, si fuera necesario», concreta la concejala.

Los problemas no cesan

Mientras se implantan nuevas medidas, las ya aplicadas no terminan de despegar. Los parkings disuasorios de la ciudad, como los de Igara, Illunbe o Zuatzu siguen sin cumplir su cometido. «Pero esto ocurre en Donostia y en todo el mundo. Somos animales de costumbres y nos gusta llegar hasta el centro», apunta Arana. La edil tampoco valora como una buena fórmula el cierre de los accesos al centro de la ciudad ya que «es muy difícil prever cuando va a haber una avalancha de coches y tomar una decisión así sin avisar puede tener un impacto muy negativo», advierte. En la actualidad, los agentes de movilidad realizan cortes intermitentes en los corredores de entrada a la ciudad.

Por su parte, la aplicación para móviles Donostia Transport, implantada hace poco más de un mes y que permite conocer el estado del tráfico en tiempo real y las opciones de movilidad del usuario, todavía no cuenta con muchos usuarios.

Respecto a los problemas en el paseo Bizkaia, Arana asegura que desde el departamento de Movilidad están «contentos» con la creación del carril bus, y reconoce que hay horas con problemas pero que el resto del día «tampoco hay tanta cola».

Más

Fotos

Vídeos