El monte Ulia se libera de la basura

Dos participantes en la anterior jornada de recogida de basura en el monte Ulia./
Dos participantes en la anterior jornada de recogida de basura en el monte Ulia.

Cristina Enea acogerá el 18 de abril una charla y varias actividades dentro del proyecto 'Libera' SEO BirdLife y Ecoembes impulsan la conservación de los espacios naturales

ELI KORTASAN SEBASTIÁN.

La 'basuraleza', tal como el propio término sugiere, es un concepto que surge para hacer referencia a los residuos generados por el ser humano y abandonados en la naturaleza. Desde la oenegé ambiental SEO BirdLife denuncian que «la acumulación de basura en el campo es alarmante», por lo que urgen la aplicación de medidas para la conservación de la biodiversidad de los espacios naturales. Además, insisten en que «esta cuestión tiene un evidente impacto negativo en la conservación de la naturaleza y se requieren estudios que cuantifiquen y analicen el alcance de las afecciones al medio y a la salud».

En ese contexto, SEO BirdLife ha impulsado el proyecto 'Libera' en colaboración con Ecoembes, organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases. Esta iniciativa, que tiene como objetivo concienciar y movilizar a la ciudadanía para mantener los espacios naturales libres de basura, se desarrolla en diferentes comunidades autónomas: Andalucía, Aragón, Canarias, Cataluña, Madrid, Valenciana, Extremadura y País Vasco.

El Dato

1.199
colillas y 1.146 toallitas húmedas se han recogido hasta la fecha dentro del proyecto 'Libera', entre otros muchos residuos.

Concretamente en Euskadi el proyecto piloto se realizará en el monte Ulia, en sus acantilados litorales y robledales atlánticos. Según detallan los promotores del proyecto, las actuaciones previstas son batidas de limpieza, trabajos de seguimiento de fauna o vegetación, creación de refugios para murciélagos e insectos, así como colocación de comederos y cajas nido para aves, además de actividades de educación y sensibilización ambiental.

La próxima cita está prevista para el 18 de abril en el parque de Cristina Enea a partir de las 19.00 horas. Se trata de una jornada bautizada como 'Libera, naturaleza sin basura' en la que se dará a conocer este proyecto. Así, Federico García y Sara Güemes, de SEO BirdLife y Ecoembes, impartirán una charla informativa dirigida al público general.

El objetivo del encuentro, con aforo limitado a 20-25 participantes, es poner en valor la importancia de conocer la basura que hay en la naturaleza y concienciar para prevenir. Tras la charla formativa, tal como apuntan, «nos pondremos en acción para realizar una limpieza en el parque de Cristina Enea».

Asimismo, el 19 de mayo, coincidiendo con el Día de la Red Natura 2000, se desarrollará una visita interpretativa en Ulia y una recogida de basuras. Y el 17 de junio se llevará a cabo una nueva jornada de limpieza en el monte.

Tal como recuerda la delegada de SEO BirdLife en Euskadi, Lucía Peña, el proyecto «se basa en liberar de basura a la naturaleza y liberar mucha más vida a favor de la biodiversidad. Es decir, proteger la naturaleza y su biodiversidad, poniendo en valor estos espacios y especies». Según explica, todo ello pivota sobre tres ejes de acción: crear conocimiento, impulsar la prevención y fomentar la participación.

Datos preocupantes

El trabajo de este proyecto se desarrolla con el fin de concienciar sobre el impacto que tiene la basura en la naturaleza, estudiar e identificar qué tipo de basuras hay y su cantidad para poder implantar soluciones eficaces, realizar limpiezas para sanear el hábitat y establecer mejoras de conservación y acciones de sensibilización.

Hasta la fecha se han realizado diversas acciones, como el voluntariado ambiental en Viveros de Ulia o el taller infantil para concienciar a los más pequeños sobre las aves a través de la fabricación de comederos para aves con material reciclado. Sobre el tipo de basura que se suele recoger en las jornadas de limpieza, desde SEO BirdLife aseguran que «se han logrado caracterizar 48.000 metros cuadrados (casi 5 hectáreas)». Los residuos encontrados presentaban una tipología muy variada, aunque sobre todo se han recogido colillas (1.199 unidades) y toallitas húmedas (1.146 unidades).

Atendiendo al tipo de material, un 32% de los objetos recogidos era de origen plástico, como envoltorios de caramelos, palos de golosinas, bolsas de plástico, envases de bebidas o restos de zapatillas. A estos les siguen residuos metálicos (18%), papel y cartón (16%) y residuos higiénicos sanitarios, que representan un 10% de los desechos encontrados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos