El mirador de Herrera estará terminado en un año y contará con 28 plazas de parking

La vaguada de Herrera, donde estarán la plaza y el mirador. / LUSA
La vaguada de Herrera, donde estarán la plaza y el mirador. / LUSA

La obra tendrá un coste de 945.000 euros y estará costeada a partes iguales por el consistorio y ETS, explica el concejal de Urbanismo Ramos

DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

La actual vaguada que separa el paseo de Herrera y la travesía de la antigua N-1 empezará a transformarse, en los próximos meses, en un amplio mirador escalonado, con vistas a la bahía de Pasaia, y una zona de aparcamiento. Los vecinos de Altza llevaban años esperando a que esta parcela en desuso, y que en su día fue utilizada por Euskal Trenbide Sarea (ETS) para acometer las obras del Metro a su paso por este barrio, tuviera un aprovechamiento. Finalmente, el Ayuntamiento ya tiene en sus manos el proyecto definitivo que prevé aprobar hoy y que estará finalizado, si nada se tuerce por el camino, para finales de 2018.

La obra contempla, por una parte, la creación de un aparcamiento que estará situado en la parte más elevada de la parcela y que conectará con el paseo de Herrera, para el acceso de coches y peatones. Será un espacio de 500 metros cuadrados que contará con 28 plazas para vehículos -siete más de las inicialmente previstas- y 12 para motos. Por otra parte, desde este punto se podrá descender hasta la nueva plaza y su mirador. Se hará bien a través de un camino perimetral acompañado de arbolado, o a través de un graderío formado por bancos corridos de hormigón y césped que generan una zona de estancia.

La plaza central contará con una superficie de 700 metros cuadrados con pavimento de hormigón. El proyecto contempla la utilización de una parte de este espacio para instalar juegos infantiles así como máquinas para hacer ejercicios. Contará con una plataforma de madera sobreelevada de 150 metros cuadrados, similar a la del Náutico, que podrá ser utilizada como escenario o para actuaciones en fechas especiales como fiestas del barrio o la Tamborrada. Finalmente, un mirador con vistas a la bahía de Pasaia completará el entorno.

Inversión a medias

El coste del proyecto de ejecución del nuevo mirador de Herrera asciende a 945.000 euros. Según explica el concejal de Urbanismo, el socialista Enrique Ramos, la obra la ejecutará ETS y la financiación del proyecto se llevará a cabo a medias entre esta entidad del Gobierno Vasco y el Ayuntamiento. «Gracias a ello se va a poder ampliar el ámbito de actuación», explica Ramos. Así, en vez de actuar única y exclusivamente en la parcela y su entorno más cercano, el concejal señala que «se va a coger toda la delimitación del espacio público, de forma que se incluirá una entrada directa desde Oleta», indica. Además añade que el tramo de acera sobre el que se va a actuar será más largo de lo inicialmente previsto, y que ésta tendrá una anchura de tres metros y medio. «En total el ámbito de la obra abarca unos 7.300 metros cuadrados», añade.

La Junta de Gobierno Local tiene previsto aprobar hoy el convenio entre ETS y el Ayuntamiento para la ejecución de la obra, que está previsto se inicie en unos 5-6 meses, una vez se aprueben los pliegos y se adjudique la obra. El plazo de ejecución será de 6 meses por lo que para finales de 2018 debería estar culminada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos