El Mercado de San Martín probará una tendencia de éxito en toda Europa

La semana que viene se podrá comer producto comprado y cocinado al momento en San Martin. Esta semana se cata txakoli, bonito y anchoas./
La semana que viene se podrá comer producto comprado y cocinado al momento en San Martin. Esta semana se cata txakoli, bonito y anchoas.

San Martin explora iniciativas que combinan venta con producto cocinado en el mismo lugar | Como experiencia piloto, los asentadores venderán el viernes y sábado de la semana que viene carne, pescado y verduras que cocinarán allí mismo alumnos del Basque Culinary Center

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

Es una tendencia en ciudades de todo Europa que gusta a locales y visitantes. Mercados en los que uno no solo va a comprar el producto local sino a que se lo cocinen allí mismo. Los gestores del mercado de San Martin llevan tiempo analizando esta realidad, que triunfa desde Estocolmo a Lisboa pasando por Madrid y Barcelona, y se muestran dispuestos a implantarla en San Sebastián. De momento, van a realizar una experiencia piloto dentro de una semana con la colaboración de alumnos del Basque Culinary Center que cocinarán pequeñas raciones de pescado, carne y verduras que los asentadores pondrán a la venta.

«Queremos que en el mercado pasen más cosas; que no solo vengan los clientes a hacer la compra y se vayan. Creemos en esa idea tan en boga en toda Europa del mercado como lugar de encuentro y de pasar un rato». La frase es de la gerente del mercado San Martin, Nerea Aramburu, quien la semana pasada estuvo en Amsterdam con el cluster agroalimentario visitando, entre otras cosas, el 'Foodhallen' de esa ciudad. Cuando la Sociedad de Fomento le propuso participar en el Día del Producto Local, no lo dudó y cogió el guante para organizar, los días 15 y 16 de este mes, 'Maratoia San Martin', dos jornadas para ensalzar, cocinar y probar el producto local dentro del mercado, con actividades de tipo lúdico que buscan ensanchar la idea del mercado solo como un lugar donde hacer la compra.

Si bien es verdad que cada mercado tiene su historia y sus condicionantes, hay experiencias exitosas en esta tendencia de mezclar en un mismo ámbito venta de producto con gastronomía vinculada a él. ¿Por qué San Sebastián no iba a acertar habiendo excelentes productos locales, cultura gastronómica, mercados y turismo? Aramburu está convencida de que en Donostia este mix funcionaría. Todo el mundo tiene en mente mercados como en del San Miguel en Madrid, el Borough Market de Londres, el Santa Caterina de Barcelona, o el Saluhall de Estocolmo, pero el que a ella más le llama más la atención es el mercado de Campo de Ourique de Lisboa. «Ha sabido reformarse y pasar de un mercado en decadencia a un mercado tradicional con gran ambiente», un lugar donde hoy conviven los viejos puestos de flores y conservas con las tascas y bares de cocina de autor a los que se acercan lisboetas de todos los barrios y donde se puede comprar la carne que más te guste para que te la cocinen al momento o adquirir pescado para que lo conviertan en sushi. El mercado de Ourique antes de la reforma cerraba a las 14 horas y ahora está abierto hasta las 22 horas.

Salvando las distancias y los condicionantes, Aramburu cree que San Martin podría ampliar su oferta con una apuesta por la gastronomía. La primera experiencia piloto se va a llevar a cabo dentro de una semana, aunque ya estos días se ha puesto en marcha una primera iniciativa dentro de la Semana del Txakoli, el Bonito y la Anchoa, impulsada por la Fundación Hazi y la asociación de Hostelería.

Durante el 'Maratoia San Martin' del viernes y sábado de la semana que viene se podrá comprar producto fresco en cualquier puesto para que después lo cocinen, entre las 13 y las 16 horas, en el local del gastropote (planta baja) alumnos del Basque Culinary Center. «Los pescateros venderán porciones de merluza, brochetas de pescado y bacalao; los carniceros harán lo propio con trozos de solomillo y las caseras harán unas ensaladas que se las aliñarán en el puesto de cocinado. Será una primera experiencia y esperamos que le guste a la gente».

El programa de esos dos días incluye actividades con alumnos de la ikastola Zurriola que pelarán habas, decorarán cestas y realizarán una ginkana el viernes por la mañana. Ese día por la tarde el coctelero Mikel Díaz ofrecerá (19-20 h) una ponencia y después dirigirá un taller para elaborar bebidas a base de sidra. El sábado por la mañana habrá una ponencia sobre producto local con pescateros, carniceros y baserritarras, un sorteo de cestas decoradas por los alumnos de la ikastola y por la tarde un concurso de bacalao al pil pil con familias de este centro escolar. A última hora de la tarde habrá música en directo y elaboraciones gastronómicas a cargo de los alumnos del Basque Culinary Center.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos