PNV y PSE mantienen diferencias sobre la ordenanza de terrazas

El gobierno municipal se compromete, a petición del PP, a someter los cambios normativos a consulta previa «a la mayor brevedad»

JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

El PP defendió ayer en el Pleno una moción de control sobre las cambios previstos en la ordenanza de terrazas que contó con el apoyo de los dos partidos que conforman la coalición de gobierno. PNV y PSE votaron a favor de la iniciativa, comprometiéndose a «presentar a la mayor brevedad el trámite de consulta previa con el fin de poner en marcha el proceso de modificación normativa».

El debate permitió confirmar que las diferencias entre ambos grupos con responsabilidad ejecutiva en el Ayuntamiento persisten en este asunto. El propio Eneko Goia admitió que «no tenemos los mismos criterios respecto a los aspectos de la ordenanza a modificar», si bien no puso en duda que dentro del articulado vigente «hay cosas a mejorar».

El regidor jeltzale anunció que «tan pronto como seamos capaces» de llegar a un acuerdo de mínimos, el gobierno municipal someterá el borrador de ordenanza al juicio de los colectivos afectados -hosteleros, vecinos, personas con discapacidad...- para que hagan las aportaciones o correcciones que consideren oportunas.

Goia quiso restar importancia a la distancia de posiciones existente entre su partido y los socialistas al advertir de que «la normativa actual es de hace apenas tres años y esta modificación tiene una prisa relativa».

La portavoz del PP, Miren Albistur, lamentó los «problemas» que la regulación de las terrazas genera a algunos negocios de hostelería, en especial «determinados artículos» que ahora se propone volver a redactar. La delegada popular recordó a PNV y PSE que la nueva ordenanza «está incluida en la página 78 de su programa de gobierno» y que «ya ha transcurrido más de la mitad de la legislatura y no han cumplido». Albistur remarcó la necesidad de impulsar el trámite de la consulta pública previa, una obligación que ahora recoge la ley.

Los otros dos grupos de la oposición no apoyaron la moción del PP. Irabazi decidió abstenerse y EH Bildu votó en contra porque no se dan las condiciones para abrir un periodo de consulta, como la existencia de «una base mínima» sobre la que posicionarse y trabajar.

Ángulo de visión

Las diferencias entre los socios del gobierno municipal atañen a varios de los artículos que se quieren actualizar. De la propuesta inicial de Espacios Públicos, el alcalde acepta matices como los referidos a la carga y descarga en la Parte Vieja o la disposición de las mesas dentro del espacio de la terraza, pero no está por la labor de ampliar sin un «análisis profundo» la superficie destinada al servicio exterior de bares, cafeterías y restaurantes.

La idea de permitir instalar mesas y sillas fuera del ángulo de visión del establecimiento, una medida que beneficiaría a locales como el S/N de la calle Perujuantxo, tampoco suscita consenso. Lo mismo ocurre con el espacio mínimo que debe ocupar cada mesa.

La de terrazas no es la única norma municipal en revisión que acaparó cuota de protagonismo en el Pleno. La ordenanza de ocupación del espacio público, en proceso de redacción, llegó a la sesión ordinaria del mes gracias a otra moción del PP.

La portavoz Albistur recordó que ya en abril de 2016 la corporación aprobó por unanimidad la activación de los medios para dotar al Ayuntamiento de esta herramienta que establecerá límites al uso que hacen los establecimientos comerciales, entre otros, de las fachadas y aceras. Todavía no hay un documento básico.

Fotos

Vídeos