Mantenimiento justifica el retraso en el asfaltado por los «87 días de lluvia desde noviembre»

Señalización de las obras que se acometen en el cruce de la avenida con la calle Hernani. / IÑIGO SÁNCHEZ
Señalización de las obras que se acometen en el cruce de la avenida con la calle Hernani. / IÑIGO SÁNCHEZ

Este año se juntarán la campaña de aglomerado y bacheado no ejecutada en 2017 y la de 2018, lo que sumará 2,4 millones de euros en saneamiento de calzadas

AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

El deterioro de las calzadas es ya un clamor en muchas zonas de la ciudad. Los últimos que han dado un golpe sobre la mesa han sido los conductores de autobús y parece que las quejas no van a caer en saco roto. El gobierno municipal mira al cielo para ver cuándo poder empezar a ejecutar los trabajos de la campaña de aglomerado y bacheado contratados el pasado otoño -«Llevamos 87 días de lluvia desde noviembre», explicó el delegado de Vías Públicas, Miguel Ángel Díez- y se apresta a sacar a licitación en las próximas semanas la campaña de renovación del firme de este año. Ambas actuaciones sumarán 2,4 millones de euros con las que el gobierno municipal espera que los conductores empiecen a notar un cambio a la hora de circular.

El mal estado del asfaltado de la ciudad fue llevado ayer por el PP a la comisión de Espacio Público. El concejal Txema Murguiondo se dirigió al gobierno municipal para pedirle explicaciones. «Los conductores de autobús denunciaban ayer la situación en el periódico (en referencia al reportaje del domingo en DV) y no saben cómo explicárselo a los pasajeros, los motoristas se quejan... De lo presupuestado en el año 2017 para asfaltado a día de hoy no se ha gastado nada ¿Se han hecho las gestiones para gastar lo presupuestado en 2018?», preguntó.

Miguel Ángel Díez argumentó la excepcional meteorología de los últimos meses para justificar los retrasos de unas campañas de aglomerado y bacheado que este año se acometerán por partida doble. Recordó que el año pasado se acometió entre el 25 de junio y el 5 de julio los trabajos correspondientes a los trabajos de bacheo de 2016 (189.362 euros) y entre el 28 de agosto y el 17 de octubre se ejecutaron los proyectos de aglomerado de 2016 con un presupuesto de 639.040 euros. La campaña de aglomerado de 2017 contempla actuar en doce calles (Izostegi, Mikeletegi, Miraconcha, Sanserreka, Vitoria-Gasteiz, Txingurriaenea, paseo de los Fueros, Ategorrieta, Errotaburu, Mons, Zarategi y Artolategi) con un presupuesto de 699.563 euros; mientras que la de bacheo procederá a la reparación parcial de 34 calles con un presupuesto de 399.987 euros. Estas dos últimas campañas están «adjudicadas» y comenzarán a ejecutarse «a corto plazo». El concejal de Vías Públicas explicó que si no se han realizado ya ha sido por circunstancias ajenas a la administración. «Hemos tenido 87 días de lluvia desde el pasado 1 de noviembre, una lluvia persistente cuya escorrentía posterior impide el extendido de la mezcla bituminosa en caliente, ya que la base debe estar seca para evitar bolsas y deterioros debido a la evaporación durante los trabajos».

Durante 15 días habrá obras en la avenida de la Libertad para reparar dos brechas en el firme

Además, el gobierno municipal está acelerando los trámites para que las partidas presupuestadas en 2018 para reparar calzadas no pasen de año y se ejecuten en el presente ejercicio. Estas campañas suman 1,3 millones de euros más (900.000 para aglomerado y 400.000 para bacheado) y los proyectos están a punto de culminarse. A partir de su aprobación se necesitarán unos cuatro meses para su licitación y adjudicación, con lo que se espera ejecutarlos el próximo otoño, auguró el concejal.

Obra al final de Hernani

Precisamente ayer comenzaron en el cruce de la calle Hernani con la avenida de la Libertad unos trabajos de reparación de la calzada que se van a prolongar unos 15 días (sin el tiempo lo permite). Los operarios van a restaurar dos roturas del asfalto que exigen desvíos y modificaciones, ya señalizadas y balizadas. Mientras duren las obras se eliminará el aparcamiento en superficie del último tramo de Hernani y solo se permitirá la circulación de vehículos ligeros. Los que pesen más de 7 toneladas deberán utilizar el trayecto Andía-Miramar. Los carriles de la avenida se estrecharán y las paradas de las líneas de Lurraldebus UK09, UK10, UK11 y UK49G se trasladarán a la anterior manzana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos