Llega la Kongojaia de la solidaridad

Imagen de mujeres de la institución que ayuda a jóvenes 'filles-mère' en la isla de Idjwi./
Imagen de mujeres de la institución que ayuda a jóvenes 'filles-mère' en la isla de Idjwi.

Se celebrará este viernes en el restaurante Ni Neu para financiar becas universitarias en el Congo. Cumple su novena edición, impulsada por el ingeniero donostiarra Gorka Zalakain y Susana e Idoia Gómez, blogueras de Sisters & The City

CRISTINA TURRAUSAN SEBASTIÁN.

Es su novena edición y el objetivo es recaudar fondos para becas de estudios universitarios en la zona Kivu de la República Democrática del Congo. Se trata de la Kongojaia, que se celebrará este viernes en el restaurante Ni Neu. A las 19.30 h. habrá un coloquio con Maite Iceta, religiosa de la Compañía de María que vivió durante doce años en la zona, donde puso en marcha numerosas iniciativas. A las 20.30 h. comenzará la fiesta con un amplio lunch a cargo del cocinero Mikel Gallo, música y sorteo de regalos.

«Gracias a estas becas, jóvenes sin recursos pueden realizar estudios de medicina, ingeniería, informática... en esta zona del Congo, donde tan necesaria es la formación de las personas para poder mejorar la calidad de vida», explica el ingeniero Gorka Zalakain, impulsor de la iniciativa junto a las hermanas Susana e Idoia Gómez, de Sisters & The City.

Cómo apuntarse

Ingreso
En la cuenta de IC-LI, oenegé del Colegio de Ingenieros, La Caixa ES70 2100 3664 5622 0005 2248.
Mínimo de 25 euros
Es la cantidad mínima y para cubrir gastos. Lo que se aporta a partir de ahí va directamente a la bolsa de becas.
Mesa cero
Para los que no puedan acudir pero están interesados en colaborar, hay que indicar 'mesa cero' en el ingreso.

Además de llevar un seguimiento de los proyectos de IC-LI (oenegé del Colegio de Ingenieros a la que pertenece el Colegio de Gipuzkoa), en la zona, «durante los viajes a la isla de Idjwi siempre hemos recibido infinidad de peticiones de ayuda a nivel particular», explica Zalakain. «Entre estas peticiones se encuentran las de muchos jóvenes cuyas familias a duras penas han podido pagar los estudios secundarios y que querrían poder continuar estudiando en la universidad y obtener un diploma que les permita el acceso a un trabajo y una vida más digna».

Entre Gorka Zalakain y la religiosa Maite Iceta se pusieron en marcha unas becas de estudios de diplomatura (3 años) o licenciatura en el caso de medicina (5 años) en distintas universidades de Bukavu.

La dotación de las becas permite sufragar los gastos de matriculación y tasas de exámenes. Para poder acceder a una de estas becas hay que estar es situación de necesidad, pasar una valoración realizada por Maite Iceta y su equipo y aprobar cada año para poder acceder a la beca del año siguiente.

Anualmente Gorka Zalakain y Maite Iceta se reúnen en San Sebastián y se evalúan las solicitudes recibidas para elaborar la lista de becas que se otorgarán para el siguiente curso.

El número de becas oscila entre las 30 y 33 al año. El importe de cada beca es de 400 dólares al año para los primeros cursos y 500, para el último año con el fin de poder hacer frente a los costes de diplomatura que debe sufragar cada alumno. «Normalmente cada alumno recibe tres becas anuales para poder cursar los tres años que conlleva la licenciatura y cinco años en el caso de medicina», dicen los organizadores. «Por ello cada año dos tercios de las becas que se otorgan son para aquellos alumnos que ya han recibido una beca anteriormente y han aprobado el curso».

Las recaudaciones de cada curso sirven para calcular el número de becas de nuevos alumnos que se otorgarán a lo largo del curso siguiente. El importe total de dinero para estas becas es alrededor de 13.500 dólares al año.

Muchos de los estudiantes que reciben una beca fueron alumnos de Maite Iceta en el Instituto Kashofu, de Idjwi, donde ella fue directora. Hablará de ellos en la Kongojaia. Será a partir de un video que la religiosa grabó en el viaje que realizó en junio al Congo. Las fotos de estos becados aparecen en esta página.

Así, Manegabe Mirhamo, estudió física y es ahora profesor en el Instituto Kashofu. «Es uno de los chicos más inteligentes que he tenido en mi larga carrera de enseñante», dice Iceta. «Sencillo y humilde, viene de una familia pobrísima»

Shombere Mufabule, estudió matemáticas y en la actualidad es el jefe de estudios del Instituto Kashofu. «Tiene a su cargo 8 niños de la calle a los que ha escolarizado y a los que hace vender caña de azúcar durante el verano para pagarse el uniforme, cuadernos, bolis, etc».

Nabo Byandima, estudió gestión y administración de empresas y forma parte del equipo de la Fundación Mamore en Bukavu, para el seguimiento de los proyectos.

El becado Barhebane Vumilia estudió secretariado y trabaja en Idjwi cono secretario del despacho de la Coordinación Católica para la isla de Idjwi.

Dada Ndabikunje, estudió inglés y da clases actualmente en el Instituto Superior Pedagógico de Idjwi. «Tiene 6 hijos, uno de ellos adoptado», relata Iceta.

Moïse Kalegama, licenciado en inglés, es profesor en el I.S.P. de Idjwi. Por su parte, Mwamini Kidhoro, estudia ciencias. «Empezó de soltera y ahora, ya casada y animada por su marido, sigue sus estudios».

Maite Iceta sabe de la importancia de tener un hijo universitario en una familia analfabeta. «Un padre me hizo comprenderlo cuando me explicaba: 'mi hijo que está en la universidad dice...' Los hijos que estudian están teniendo una influencia en sus familias que no esperábamos. Lo hemos notado incluso en el descenso de la poligamia. La influencia en la familia se extiende al poblado».

En su viaje de junio a las islas del lago Kivu ha descubierto que muchos de los jóvenes ayudados ayudan ahora a otros a estudiar, «empezando por la escuela primaria».

En la foto, universitarias de la residencia Ushirika de Bukavu, con la pamplonesa María Eugui Iceta
En la foto, universitarias de la residencia Ushirika de Bukavu, con la pamplonesa María Eugui Iceta

El menú de la fiesta

Y para una buena causa... un gran menú a base de pintxos y raciones. El de la Kongojaia del próximo viernes será el siguiente: Salmón ahumado cortado a cuchillo con vinagreta de soja. Alcaparras y limón verde (show cooking). Arroz de marisco. Cecina de León. Copita de gazpacho. Txangurro y langostino. Pollo de caserío con mahonesa de hierbas. Ensalada de mousse de bonito con guindillas (en carro). Además, tartar de bonito con ensalada wakame, salpicón de mejillón con salicornia, verduras en tempura con crema de queso y bourbon, croquetas de jamón, langostinos asados con mojo verde, bacalao ajoarriero, pulpo a la plancha, kokotxas de bacalao rebozadas, bao frito de rabo de ternera y solomillo de ternera asado.

De postre, torrija caramelizada, cuajado de pistacho con jugo de café, petits fours y quesos del país.

En la bodega: vino, cava, cervezas y refrescos, además de agua mineral.

Más

Fotos

Vídeos