En libertad con cargos el joven acusado de la agresión a un chófer de Dbus en Donostia

Protesta de trabajadores de DBus protestan frente al Ayuntamiento de San Sebastián por la agresión a su compañero./
Protesta de trabajadores de DBus protestan frente al Ayuntamiento de San Sebastián por la agresión a su compañero.

El investigado tendrá que comparecer en el juzgado cuandosea citado por la autoridad judicial

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBASan Sebastián

El joven de 22 años que presuntamente agredió al conductor de Dbus, los autobuses urbanos de San Sebastián, ha quedado el libertad con cargos. El investigado, estudiante del campus donostiarra de la UPV, fue detenido el miércoles tras una investigación llevada a cabo por la Guardia Municipal de la capital. El acusado, vecino de Errenteria, prestó declaración en las dependencias de la Inspección donostiarra y una vez finalizada la diligencia los agentes al frente del caso optaron por dejarle en libertad con cargos por agresión y lesiones. De esta forma, el joven universitario tendrá que comparecer en el juzgado el día en el que la autoridad judicial decida citarle.

Los hechos tuvieron lugar el viernes de la semana pasada cuando el joven perdió un autobús de la línea 25 en la parada del Boulevard. El usuario llegó cuando el servicio ya había arrancado y se encontraba detenido ante un semáforo en rojo. Fue entonces cuando el presunto agresor corrió hasta el vehículo y aporreó la puerta, a la vez que reclamó al chófer su apertura. El conductor no obstante se negó a hacerlo. El presunto agresor esperó al siguiente servicio y se desplazó hasta Benta Berri, donde aguardó a que el vehículo que había perdido regresase desde Añorga. En aquel momento, el estudiante accedió al autobús y, con el rostro cubierto al objeto de no ser identificado, propinó al chófer un golpe. Seguidamente, descendió y emprendió la huida a pie.

A consecuencia de la agresión, el conductor, Xabier Arzelus, sufrió una herida abierta en la ceja derecha que requirió de varios puntos de sutura. También sufrió una contusión en el pómulo.

La investigación llevada a cabo por la Guardia Municipal permitió el miércoles detener al presunto autor en su domicilio de Errenteria. Los agentes sustentaron sus averiguaciones en las cámaras de seguridad con las que están equipados los autobuses y en la tarjeta Mugi que utilizó el sospechoso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos