Lavado de cara para la plaza de Los Estudios

La estructura central ganará protagonismo y se integrará con el entorno gracias a un graderío. Toda la zona será de prioridad peatonal./
La estructura central ganará protagonismo y se integrará con el entorno gracias a un graderío. Toda la zona será de prioridad peatonal.

El socialista Ramos explica que el proyecto plantea un espacio de preferencia peatonal y accesible

DANI SORIAZUSAN SEBASTIÁN.

Sombría, mal iluminada, con fallos estructurales e importantes barreras arquitectónicas... Pocos piropos ha recibido desde su construcción en 1975 la plaza de Los Estudios de Amara. Durante los últimos años los vecinos han pedido para ella un lavado de cara que mejore su aspecto y la haga más atractiva, tanto para niños como para mayores. Y parece que sus plegarias han sido escuchadas. El Ayuntamiento ya tiene preparado un proyecto inicial de renovación que plantea convertir este espacio en una zona más diáfana, de prioridad peatonal y mejorando la accesibilidad. Asimismo, la estructura elevada central se transformará en un graderío con una zona de juegos infantiles en su parte central.

El gobierno municipal tiene consignado en sus presupuestos de este 2018 una partida de un millón de euros para la renovación de este parque que, según confirma el concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, «era una de las zonas de Amara que en peores condiciones se encontraba y ya le tocaba una mejora». Si nada se tuerce por el camino, la obra podría adjudicarse después de este verano y terminada para el año que viene, antes de acabar la legislatura.

Detalles del proyecto

Prioridad peatonal
Los coches sólo podrán acceder de forma puntual, pero en ningún caso podrán aparcar en la plaza.
Accesibilidad
Se ampliarán las aceras y los recorridos para personas con movilidad reducida. Habrá rampas para acceder a la estructura central de la plaza.
Un graderío en el centro de la plaza
Se instalarán bancos y se mejorará la iluminación.

Este pasado lunes el proyecto fue presentado a los vecinos de la zona, que vieron con buenos ojos los cambios que se proponen desde el consistorio ya que mejoran ostensiblemente la situación actual, que venían denunciando desde hacía tiempo sus fallos estructurales que afectaban tanto a la superficie como a los garajes que están ubicados justo debajo. Si bien se trata de un borrador inicial, plantea las líneas maestras sobre las que se va a actuar.

Lo más destacado es su conversión en una zona de coexistencia pero de prioridad para peatones. «Se ampliarán aceras y, a petición de los vecinos, vamos a eliminar los espacios de aparcamiento para vehículos», explica el concejal de Urbanismo, Enrique Ramos -aunque las imágenes que acompañan este artículo las incluyen por tratarse de un primer borrador-. El edil señala que los coches tendrán permitida su entrada y salida como en la actualidad desde la calle Balleneros, pero sólo podrán hacerlo para casos puntuales como dejar o recoger personas o acceder a alguno de los negocios de la zona. También para que puedan entrar vehículos de emergencia.

El pavimento será completamente mejorado y adquirirá un aspecto uniforme. Se utilizará para ello hormigón impreso o losetas como las que hoy en día existen en la también renovada plaza Blas de Otero, junto a Tabakalera.

La accesibilidad, actualmente inexistente, también será un aspecto clave en el lavado de cara de la plaza. A la ampliación de los espacios de paso se sumarán un par de rampas que salvarán la altura entre las aceras y la estructura elevada central. Este elemento no puede ser removido ni rebajado por ser parte del parking subterráneo.

Graderío central

Precisamente, para integrar la estructura central con el resto del entorno se plantea crear un graderío en parte de su contorno, eliminando las actuales jardineras que filtran agua a los garajes y creando espacios para sentarse. En el centro de la misma se colocarán juegos infantiles. También se pondrán bancos alrededor de la plaza que contarán con iluminación led, así como otros elementos de mobiliario urbano como fuentes, papeleras o aparcabicis. En cambio, los vecinos prefieren que no se coloquen parterres ni jardineras.

Los accesos al párking subterráneo también serán renovados. La solución que se plantea es que la entrada y salida quede a cielo abierto o cubierta por una cristalera. Por último, la iluminación, que a día de hoy es escasa, también será reemplazada y mejorada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos