El KursaalEl salto a la modernidad de la mano de Moneo

El 23 de agosto de 1999 Donostia recibía el nuevo siglo con un edificio que se ha convertido en icono. «Fue una operación magnífica, un edificio de Moneo, con un equipamiento fantástico y que todo el mundo visita», apunta Rocío Peña. En la memoria de muchos está el majestuoso edificio que ocupaba la parcela, el Gran Kursaal, inaugurado en 1921.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos